Jerry Seinfeld es el célebre cómico protagonista de una de las mejores series que tuvo la televisión que lleva su nombre, Seinfeld. Alrededor de él estaba un equipo, con escritores, productores y otros actores casi o tan célebres como él. Al final, uno de los grandes logros que tuvo la serie y el actor es que mantuvo una altísima calidad cómica y supieron retirarse en el mejor momento, no en el peor.

Bad Isaac, un desarrollador de software tuvo la inmensa oportunidad de hablar con el actor durante una noche que hizo stand-up comedy en algún club, donde le pidió consejo para ser mejor cómico. Seinfeld se lo dio, también le dio un consejo de productividad que resulta bastante interesante y que se puede aplicar a la vida en otros aspectos.

Consiste en comprar un calendario que muestre todos los días del año en una sola página y pegarlo en la pared. Por cada día que termines la tarea que te hayas propuesto, marcar una X con marcador rojo. Después de unos días de hacerlo de forma seguida estarás formando una cadena, la cual ira creciendo más y más cada día. A Seinfeld le gustaba mucho ver crecer la cadena, sobre todo cuando era constante por semanas, y lo motivaba a seguir.

El objetivo es no romper la cadena.

Y Aunque Jerry Seinfeld lo aplicaba al trabajo de escribir, es un método que se podría aplicar para casi cualquier tarea repetitiva como hacer ejercicio, aprender cosas nuevas (idiomas, lenguajes de programación, técnicas y terminar pendientes que no necesariamente tienes ganas de hacer). Y como dice Isaac en Lifehacker, saltarte un día hace mucho más facil que te saltes un día más y otro día más. Mantener la cadena te motiva a seguir haciendo lo que tengas que hacer.