Nintendo afirmó en una nota precautoria que según expertos su 3DS puede ser peligroso para la salud de niños menores de 6 años. De hecho, no sólo el 3DS, sino también cualquier tecnología que haga uso de técnicas 3D --televisión, cine--. La razón, dicen, es que la visión de los niños de 6 años o menos se encuentra en etapa de desarrollo, por lo que "las imágenes 3D podrían tener un impacto en el crecimiento de sus ojos". Los padres podrán cambiar del modo 3DS a 2D para resguardar a sus hijos.

Recordemos que el 3DS se caracteriza por la capacidad de ofrecer imágenes en tercera dimensión sin necesidad de usar gafas especiales, gracias a una técnica conocida como autoestereoscopia. Esta, así como todo sistema estereoscópico, se basa en el principio de mostrar a cada ojo una imagen diferente, las cuales son procesadas por el cerebro para ofrecer el efecto de profundidad. La autoestereoscopia en particular, se vale de pantallas expresamente diseñadas para enviar las imágenes en distintos ángulos, uno para cada ojo.

Fox reporta que Sony hizo un anuncio similar a sus usuarios en julio de este año. Sony recomienda tomar descansos regulares mientras se mira vídeo 3D o juega con videojuegos 3D. Se dice que jugar con tecnología 3D fatiga la vista más rápido que con 2D.

No sé si lo anunciado por Nintendo empeore su caída libre o simplemente la haga más evidente. Lo cierto es que tanto padres como usuarios --¿extremos?-- del 3D deberían tomar en serio la recomendaciones de uso de los fabricantes. Al final del día, lo dicho por Nintendo es sólo un acento más en el tema.

Por cierto, el Nintendo 3DS fue anunciado en marzo de 2010, y se espera que salga a la venta en los próximos meses.