Geocities

La muerte de Geocities se anunció el año pasado, luego de ser por más de una década uno de los servicio de hosting gratuito más usados en la era 1.0 de Internet. Ahora un grupo llamado The Archive Team anunció que tiene listo para liberar un archivo de lo que pudieron rescatar de todo el sitio antes de su cierre definitivo hace casi un año. Se trata de un torrent de casi 1TB, la razón por qué se les ocurrió hacer semejante cosa, es bastante contundente, creen que Yahoo! salvajemente eliminó una parte de la historia y la cultura:

Lo que enfrentábamos era la destrucción total de la rara combinación la herencia digital de las palabras, la aniquilación y silenciamiento de cientos de miles de voces, voces que representaban los albores de lo que podíamos llamar "gente común" uniéndose a la World Wide Web. Un momento único en la humanidad, preservado por muchos años y sufriendo de combustión espontánea debido a unas pocas marcas en un libro contable, la decisión de quien sabe para qué.

Poético, tal vez un poco exagerado, pero con algo de razón. Siguen con que "los sitios web y servicios de hosting no deberían ser algo pasajero, representan incontables horas de escribir, editar, pensar y crear. Representan las ideas y sueños de personas mucho más viejas o que se han ido por completo. Hay historia aquí, historia de verdad". Por esto es que se unieron a tratar de rescatar lo que se pudo antes de que Yahoo! apagara la luz del para ahorrar costos, y todo lo salvado esta siendo comprimido en este inmenso torrent en este momento.

Se podría decir que matar a Geocities es el equivalente de nuestra era a derribar una especie de museo virtual que capturaba la estética (gifs animados, colores brillantes, esa fabulosa Internet vintage de los noventas), las ideas, los intereses y la cultura del momento. Podría ser similar si hoy Facebook o Twitter dijeran "nos vamos chicos, sus espacios virtuales van a dejar de existir", eliminar todo ese contenido sería acabar con un pedazo de nuestra historia.

Si bien tanto Geocities, como cualquier otro servicio que deje de operar brinda la opción de guardar la información que tenemos allí para que no se pierda en el olvido en una gran trituradora de unos y ceros, esta idea de preservar un momento clave en la historia de Internet y en la de todos los individuos que aportaron su granito no me parece tan descabellada. Claro, no creo que mucha gente se descargue el torrent de más de 900GB (aunque si lo quieren pueden escribir para que les envíen el enlace cuando esté disponible), porque es inmenso y porque en realidad no tiene mucha utilidad más allá de la simbólica, de lo que representa la importancia de guardar de alguna forma el legado cultural de Internet.

Por suerte así como la web tiene un crecimiento veloz y acelerado que logra que el panorama del navegante cambie día a día, también están los que se paran a pensar qué es lo que estamos viendo correr tan a prisa en nuestras pantallas. Así como está el hombre que imprimió todas las ediciones de un artículo de Wikipedia para reflejar cómo se va construyendo la historia y están estos defensores del archivo de la humanidad en sus páginas de Internet, también están los que armaron Geocities-izer que preserva no el contenido pero sí el aspecto tan característico de este tipo de páginas personales pioneras en la web.

Antes de que me empiecen a criticar y decir que me gusta vivir en el pasado, les digo que siempre estoy a favor de mirar para adelante y pensar en el futuro. Pero piensen esto: así como los arqueólogos y antropólogos se valen de material escrito de la antigüedad, ya sea en paredes de cuevas, en pergaminos o en libros para entender cómo era la gente entonces, imaginen cuán útil para una civilización desconocida sería contar con un archivo como este para entender a los seres humanos de finales del siglo XX y principios del XXI. Mirar para adelante es bueno, pero nunca olvidando de donde venimos.

Vía: Slashdot