Con la salida del iPad y el rechazo frontal de Steve Jobs y Apple se inició una flamewar que ya llevaba algún tiempo latente pero que alcanzó cotas insospechadas de polémica. Por un lado estaba Adobe a la que empezaron a caerle palos por todos los lados con un Flash que a todas luces es mucho más lento, mucho más pesado y menos flexible pero que está tan extendido que resulta polémico dejarlo a un lado sin más como han hecho en Cupertino.

Poco a poco la compatibilidad con HTML5 se va extendiendo y si a finales de Julio era YouTube el que empezaba a hacer las primeras pruebas con la inserción de vídeos usando el nuevo estandar el primero en dar el gran paso y ofrecer un soporte completo de HTML5 ha sido Vimeo. Lo primero y más significativo es que los usuarios de iOS podrán disfrutar de la página de manera nativa, pero lo segundo es que cada vez empiezan a verse muestras más evidentes de que la web se mueve hacia HTML5.

Mientras tanto Android sigue moviendo ficha ofreciendo soporte para Flash con Froyo y ahora acabamos de saber también que para Adobe Air lo hará muy pronto. En mi opinión HTML5 es el futuro y Flash tarde o temprano se verá relegado a funciones más minoritarias, no como ahora que se usa prácticamente para todo. Cuidado, no quiero decir que Flash sea malo, ni mucho menos, pero sí que en cuestiones técnicas es peor y además no es un estándar libre y abierto.

Via: TGDaily

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.