The last Exorcism

Siempre me ha interesado ver qué nuevos usos ingeniosos de marketing que les dan las empresas a las redes sociales. El más reciente y novedoso es la estrategia de la película The Last Exorcism implementó en Chatroulett.

¿Se acuerdan de Chatroulette? Ese servicio de videochat totalmente al azar del cual se habló montones cuando apareció a principios de este año, y que últimamente parece que está lleno de puros hombres aburridos con ganas de tocarse un rato y que alguien los mire, y que toparse con exhibicionistas es cosa más que cotidiana.

Bueno, la idea de Lionsgate, la distribuidora del filme, fue intercalar un video promocionando la película en el random de conexiones de Chatroulett. Esto tuvo reacciones fuertes en los muchachos desprevenidos que esperaban ver lindas chicas, que se encontraron en su lugar con la promoción del estreno en las semanas próximas de esta peli de terror, pero mejor que contárselos es que lo vean en este compliado de reacciones que llegó a la web hace unos días (cuidado NSFW):

Y claro, con este video de del best of de reacciones, están queriendo generar publicidad viral para su película. Como estrategia, teniendo en cuenta el tipo de público para este tipo de película, me parece una movida bastante acertada. Según cuentan en Tech Crunch, el interés por la película medido por el Movie Meter de la IMDb subió un 23% en la última semana. También desconfiaron por un momento que se tratara de reacciones de usuarios reales (en vista a recientes éxitos virales que terminaron siendo mentira), pero finalmente Danielle DePalma, una representante de Lionsgate confirmó que se trata de usuarios reales.

Y la rueda viral de Internet ya empezó a correr y seguramente esta estrategia se convierta en espectadores para la película, yo por mi parte, no tenía idea de su existencia hasta que la idea de esta campaña me llamó la atención, tampoco me interesa verla sólo por ella, este tipo de peli de terror no es lo mio, pero de todas formas estoy haciendo mi parte al viralizarla por aquí.

Sabemos que hoy en día, Internet es una plataforma donde los estudios están probando nuevas formas de publicitar sus estrenos, se vio recientemente con las diferentes promociones online de Scott Pilgrim vs. The World. Una pionera en usar Internet como su medio de difusión fue otra de terror: The Blairwitch Project, que montó un sitio bajo la premisa de "documental real" en la que se basó la comercialización de la película. Ahora nuevamente estamos ante un caso de una película de terror tratando de ir por espectadores, y a mi el detalle de asustar para publicitarse en un sitio donde el sexo parece ser lo que la mayoría de los usuarios tienen en mente, me parece un bien pensado WIN. Recordemos sino las reglas expuestas en la saga de terror Scream, donde el personaje de Randy decía que en una peli de terror nunca pero nunca se tiene que tener sexo, porque es el equivalente a la muerte segura.

Vía: Vulture

👇 Más en Hipertextual