Cada vez falta menos para que aparezcan en el mercado un buen puñado de dispositivos tipo tablet con Windows 7. Eso fue lo que anuncio el otro día Steve Ballmer, CEO de Microsoft, anuncio que definitivamente ha abierto la veda sobre informaciones relacionadas con el tema ya que todavía quedan bastantes incógnitas por responder. Por ejemplo ¿y qué interfaz llevará Windows 7 en tablets táctiles?

Pues bien, en las últimas horas la empresa UI Centric ha mostrado una demo (tras el salto la podéis ver en funcionamiento) de una interfaz gráfica creada por ellos, bautizada con el nombre de Macallan, especialmente pensada para usarse en tablets táctiles que corran Windows 7 la cual personalmente creo tiene muy buena pinta - aunque todavía faltan detalles por pulir - . La mentada interfaz está a su vez basada en la conocida Metro UI y según cuentan soportará tanto Flash como Silverlight, trae funciones básicas como correo, navegador, calendarios, música y vídeos (todas accesibles sin tener que andar saliendo al escritorio de Windows 7, o el primer gran acierto) y da solución de una manera muy funcional a mi entender a lo de gestionar varias aplicaciones al mismo tiempo (básicamente cada aplicación en funcionamiento se muestra en una hoja y a su vez todas estas hojas aparecen apiladas, con lo que pasar de una aplicación a otra es tan simple como ir pasando hojas y picar en la que queramos).

Ahora bien, no todo lo que reluce es oro, ya que Macallan y lo dicho por UI Centric en relación a ella descubren también un posible gran error cometido por parte de Microsoft en mi opinión. Según UI Centric la tablet de un importante fabricante, que saldrá a la venta en el tercer trimestre de 2010 y vemos en la demo anterior, llevará Macallan, de lo que se deduce en principio que Microsoft y su versión de Windows 7 especialmente pensada para tablets no contará con una interfaz nativa que se lleve bien con entornos táctiles. Esto, si efectivamente se confirma, es una tremenda pifia ya que al no traer “Windows 7 versión tablets” su propia interfaz gráfica específica para tales dispositivos, cada fabricante desarrollará su propia UI, y es seguro al 100% que varias de ellas serán una patata y por lo tanto dejarán en mal lugar a Windows 7 para tabletas.

Este problema ya lo hemos visto antes, por ejemplo en Android, y se me escapa (insisto, si se confirma) por qué Microsoft no ha decidido añadir “de serie” su propia interfaz gráfica en vez de permitir a cada fabricante que haga la suya. Podrían hacerlo sin problemas ya que su software es privativo (a diferencia de Android) y como sabemos es bastante simple desarrollar interfaces que funcionen “encima” de Windows 7. Sinceramente, espero equivocarme y que Windows 7 para tablets efectivamente sea una versión adaptada - como dijo Ballmer - completamente.

Vía: Xataka