Dropbox es una de las herramientas web más útiles que he usado en mi vida. Es todo lo que Apple nunca pudo hacer bien con su iDisk, es gratis, es funcional, funciona no solo en mi portátil, también en mi iPhone y mi Nexus One. Guarda respaldos de absolutamente todos los archivos que están en mi carpeta e inclusive versiones de cada uno de los cambios hechos en el pasado.

Pero no todo sistema es perfecto; aunque Dropbox tiene una carpeta pública, no es posible que te dejen archivos ahí a menos que la persona también tenga una cuenta. AirDropper soluciona esa carencia.

Funciona conectándose a tu cuenta de Dropbox y creando una nueva carpeta (donde recibirás archivos). Si necesitamos recibir un archivo, ponemos en AirDropper el email de la persona que nos lo tiene que mandar, a quien le llega un correo con un enlace a un formulario donde puede subir, vía web, el archivo y este será entregado directamente a nuestro Dropbox.

Tan sencillo como funcional y una actividad menos para el correo electrónico que nunca estuvo "optimizado" para el envío y recepción de archivos, esto es muchísimo mejor. El servicio es gratuito.

Vía: WWWhat's New