Las redes sociales le ganaron la partida a los blogs. Estos, a su vez, hicieron sombra con anterioridad a las páginas web. Pero todas estas opciones siguen existiendo y todas son válidas para que tu imagen personal o de marca llegue a todas partes. Es más. Hoy en día puedes hospedar tu página web gratis de muchas maneras. Una de ellas consiste en aprovechar tu espacio libre en Dropbox o Google Drive.

Dropbox, OneDrive o Google Drive, por citar tres de ellos, permiten crear, editar y almacenar documentos. Pero también sirven para subir cualquier fichero o archivo. Y compartirlos para que otros puedan verlos y/o descargarlos. Si esto es así con documentos, ¿por qué con una página web?

Si tienes una página web de cierta envergadura, conviene contar con un buen proveedor de hosting. Pero para una página web sencilla, podemos acudir a soluciones como Blogger, WordPress o Notion, por un lado, o directamente al almacenamiento online que ofrecen servicios como Google Drive.

Tu página web en OneDrive y Google Drive

Primera opción, DriveToWeb. Es una solución veterana que sigue en pie y funciona relativamente bien. Gratuita, sin publicidad y compatible con dos de las nubes personales más populares. Microsoft OneDrive y Google Drive.

Su funcionamiento es sencillo, tres simples pasos. Y, a cambio, ofrece soporte para archivos HTML pero también CSS y JavaScript. Vamos, que podrás hospedar tu página web profesional sin problemas y aprovechando el espacio gratuito que ofrecen Google o Microsoft.

Primero subimos los archivos que corresponden a la página web. Luego configuramos la carpeta que alberga ese contenido como pública. De esa manera será visible por cualquiera, aunque no tenga nuestra contraseña personal. El último paso, iniciar sesión desde DriveToWeb para obtener los enlaces necesarios para que nuestros usuarios visiten la página web.

Como decía, el servicio es gratuito, si bien puedes aportar tu grano de arena con una donación. Por lo demás, está enfocado a educadores, estudiantes, organizaciones sin ánimo de lucro y entusiastas web. Es decir, que si esperas obtener dinero de tu página web, mejor buscar hosting de pago.

Hospedar tu página web en Dropbox

Si quieres que tu página web esté en Dropbox, hay una mala noticia. Dropbox desactivó la posibilidad de hacer públicos archivos HTML tanto en cuentas gratuitas como de pago. Si quieres hospedar tu página web en Dropbox, deberás acudir a soluciones como DropPages.

Debido a los servicios que ofrece, DropPages solo puede usarse pagando. Tiene un periodo de prueba gratis de 7 días, y a partir de ahí funciona mediante suscripción. A cambio, podrás hospedar tu página web en Dropbox con un subdominio propio y saltándote las limitaciones oficiales de Dropbox.

Por ejemplo, podemos añadir archivos nuevos, escribir en Markdown en vez de en HTML, etc. Por lo demás, admite contenido HTML, CSS y JavaScript pero no PHP. También ofrece analíticas web, plantillas, SSL automático, funciones de CDN y publicación automática.

Obtener enlace en Google Drive y OneDrive

El método anterior es muy sencillo, pero con Google Drive y OneDrive podemos hacerlo más simple todavía. En principio, siguiendo las instrucciones anteriores, es posible publicar una página web hospedada en Google Drive y OneDrive de manera gratuita. Y sin acudir a herramientas de terceros. Sin embargo, no podemos hacer esto en Dropbox, que desactivó esta opción en septiembre de 2017, tanto para cuentas gratuitas como de pago.

Como vimos antes, solo tenemos que subir a OneDrive o Google Drive una carpeta con la página web que queremos publicar. Archivos varios, como imágenes, documentos HTML, carpetas varias, JavaScript, documentos CSS… El segundo paso, haremos pública la carpeta entera. Para ello hacemos clic derecho, pulsamos en Compartir y, finalmente, marcaremos la carpeta como pública. Finalmente, vamos al archivo HTML que hace de página de inicio o página principal, hacemos clic derecho, pulsamos en Obtener enlace y, finalmente, cambiamos la opción Restringido por Cualquier persona con el enlace. El enlace que veremos ahí es el que necesitarán nuestros usuarios para entrar en tu página web.

En principio, tanto Google Drive como OneDrive permiten hospedar tu página web con archivos estáticos tipo imágenes, HTML, CSS o JavaScript. En cambio, admite archivos PHP. Un pequeño sacrificio a cambio de disponer de página web gratis.