Maravillosa portada realizada por Bob Staake para la edición de julio 2010 de la revista The New Yorker en homenaje a la famosísima obra de MC Escher llamada Cielo y Agua I pero modificada en relación al terrible vertido de petróleo en el Golfo de México a causa de la explosión de una plataforma de BP.

Por cierto, en estas épocas, donde el papel es cada vez más arcáico e innecesario, ¿cómo podríamos adoptar este tipo de maravillas en forma de portada a los nuevos medios digitales?

Vía: Microsiervos