Uno de los motivos por los que Google renovó el sector tecnológico es que tomó al mundo por sorpresa con nuevas ideas y nuevos modos de trabajar. Si había que utilizar una palabra para describir a la compañía, era sin lugar a dudas "innovación". Por esto es que nació hace un tiempo la meme de "Microsoft es el nuevo IBM, Apple el nuevo Microsoft y Google el nuevo Apple" (con la que nunca estuve de acuerdo). En un evento sobre el futuro de Silicon Valley del que participaron sólo 20 personas, importantes inversores del sector tecnológico, se preguntó en un momento a los participantes en qué compañía apostarían a corto plazo y en cuál confían a largo plazo. Mientras a largo plazo prácticamente cada uno eligió una compañía distinta, más de la mitad confió apostar sólo a corto plazo en Google. ¿Por qué?

A pesar de ser la empresa informática más exitosa de los últimos tiempos y de ser admirada por todos (aún los presentes en el mencionado evento), los inversores explicaron que ven ciertos problemas en la compañía que pueden empezar a jugarle en contra en el futuro:

  • Fuga de cerebros: Si bien Google sigue contratando personal y cuenta en su nómina con algunos programadores conocidos por su genialidad y su participación en la comunidad, se está dando últimamente una verdadera fuga de cerebros en la que algunos de los miembros más innovadoras de la compañía deciden renunciar y tomar un nuevo rumbo profesional.
  • Ausencia de nuevos negocios: Google ya domina completamente las áreas en las que compitió originalmente, pero no termina de encontrar nuevos mercados ni nuevos negocios. Cualquier nueva oportunidad que se le presenta a la compañía es vista por los inversionistas como una "gran apuesta" que puede salir mal.
  • Falta de coherencia: Los inversores ven una total falta de estrategia en la compañía últimamente, sobre todo en el mercado móvil, del cual dicen ser el futuro de internet pero al cual no terminan de acercarse.
  • Lo importante es la gente: Muchos de los empleados de la compañía se quejan de que ya no es la empresa innovadora de hace unos años, en la que el personal era verdaderamente importante. Dicen que la burocracia es cada vez mayor y nada tiene que ver con la manera en la que se sentían al unirse a Google hace 10 años.

Además, los (impresionantes) éxitos de la empresa tienen ya varios años y las últimas experiencias de Google han sido grandes fracasos, siendo Wave y Buzz, esos intentos de un Google más social, los más claros ejemplos. Por otro lado, GoogleTV, que fue presentado con bombos y platillos, parece estar perdiendo ya el hype y puede llegar a ser uno de los mayores fracasos de la empresa. Y dejando de lado el buscador y la publicidad, lo único de lo que habla la empresa últimamente parece ser el sistema operativo Android, porque aún ChromeOS presenta muchas dudas a la gente, además del hecho de que parece haber muchas opiniones encontradas con respecto a su desarrollo.

Nada de esto quiere decir que Google deje de tener éxito, al contrario: pero como indica el título, sí puede llegar a convertirse en un nuevo Microsoft (una compañía que se hizo con un monopolio incomparable en la década de los 90 pero que ha dejado de innovar por completo y cuya extrema burocracia está teniendo graves consecuencias). Me parece muy difícil que una compañía mantenga ese espíritu inicial al hacerse tan grande, con tantos empleados, con tantos proyectos distintos y creo que siempre "terminan mostrando la hilacha", alejándose de ideales iniciales como el "don't be evil". De todos modos esta no es la cuestión más importante, si no el hecho de que Google parece no estar encontrando éxitos nuevos y sigue viviendo de sus primeros emprendimientos y adquisiciones y corre un grave riesgo de estancarse.