No me queda otra conclusión. Después de hartarme de ver las dichosas Power Balance allá por dónde mire vía menéame llego a este estupendo post que me ha no hace más que demotrar como todos los timos, aparte de la palabra Power (o cualquier nombre en inglés también vale, como Jes-Extender) tiene una toda una serie de características en común que hacen que sean prácticamente lo mismo pero con diferente nombre.

El artilugio en cuestión se llamaba Power Brain y que apareció en una página de publicidad, horrorosa además, de FamilyPC en el 2000 (la podéis ver en grande aquí). El caso es que después de leer y releer los datos para averiguar qué es exactamente lo que puede hacer o qué ventajas me aporta lo único que me acaba quedando claro es que se trata de una especie de aparato con el que flipas en colores pero sin ningún pastillita de por medio. O algo así.

El Deslumbramiento caleidoscópico de los colores le sorpenderá a cada segundo y descubrirá otra dimensión del mundo que le parecerá más grande. Las variables de sus numerosos programas le envolverá en un profundo y rico mundo de vibraciones Hemis-Sync que crearán una atmósfera en la que vivirá sensaciones que le harán sentirse renovadamente vivo, relajado y sin estrés para siempre.

Vaya tela, aparte del error de concordancia que te cuelan de manera gratuita. Desde el nombre Photonic, hasta las características técnicas todo está impregnado de una especie de ciencia confusa que hace que dudes si estás mirando algo que pertenece realmente a este mundo o que ha salido de un capítulo de Star Trek. Inevitable la comparación que sale con los 'estados iónicos', la 'sincronización de frecuencias' y los 'poderes sobrenaturales' de la pulserita de marras.

¿ Me comprarías algo si yo os digo que por la módica cantidad de 1000€ os vendo un avanzado dispositivo hecho con los más finos materiales naturales extraídos de los lodos oceánicos que yacen a varios kilómetros de profundidad, cuyas elegantes líneas recuerdan a la potencia y a la elegancia todo ello realzado en un diseño fino pero a la vez complejo, con un mecanismo que se basa en las propiedades físicas del aire que nos rodea y cuya función es la de proporcionar un líquido vital que nos refrescará y nos hará sentir mejor que nunca? Pues a lo mejor sí, pero os estaría vendiendo un botijo.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.