En varias ocasiones he hablado por aquí sobre el tema de la bajísima calidad que tienen hoy en día los contenidos de las cadenas de televisión y más concretamente las españolas. Pues bien, hoy 9 de julio de 2010 voy a volver a tratar el tema nuevamente ya que se ha producido el que considero ha sido el salto definitivo de la televisión española -así, en general- hacia lo que voy a llamar mierdavisión (y eso que personalmente pensaba que tras haber visto la cantidad de programabas basura que se emiten era muy complicado que me sorprendieran con algo, pero claramente estaba subestimando sus capacidades).

Seguramente todos o la mayoría conozcáis al ya famoso pulpo Paul, ese que se ha convertido en el oráculo del Mundial de Fútbol debido a que todos los pronósticos que ha realizado sobre los partidos entre la Selección de Alemania y la que tocara en cada ocasión han sido acertados, y seguramente también sabíais que el mentado pulpo iba a lanzar hoy nuevamente sus pronósticos para la final del Mundial que se jugará este domingo entre España y Holanda. Y aquí es donde llega lo “bueno”: con un par de narices y muy poca vergüenza varias de las principales cadenas de televisión que funcionan en España (por no decir todas) han realizado conexión en vivo y en directo con el acuario de Paul para retransmitir su predicción.

Señoras y señores, siento vergüenza ajena. Vale que en pocas horas vaya a tener lugar un acontecimiento deportivo muy importante para los españoles y vale que las televisiones quieran, lógicamente, explotar al máximo el asunto, pero de ahí a realizar conexiones en directo para ver qué caja elige un pulpo hay un trecho muy largo. O dicho de otra manera, un buen número de cadenas de televisión acaban de darle el rango de noticia de primer orden a un “oráculocefalópodo” quitándole espacio a otras cosas que sí son auténtica información. Para rematar a todo esto tenemos que sumarle que hace unos días algún informativo (el de Cuatro por ejemplo) abrió con el dichoso pulpito.

Lo que ha ocurrido hoy en España marca un punto de inflexión en el que hasta los informativos, que ya eran malos, han sido inundados por contenidos basura. Hoy se ha producido como decía el salto definitivo de la televisión española hacia la mierdavisión (o quizás lo más correcto sería decir que han escorado aún más hacia los contenidos basura), salto que también acelera el declive que desde hace años sufre ese medio que tantos buenos ratos dio en su día.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.