A Limewire le reclaman las discográficas 1.000 millones de dólares, a BP el gobierno 69 millones. Debe ser porque compartir música es 14,5 veces más dañino que la catástrofe de un vertido de crudo

<

p align="right">— TJ Hilton (vía Microsiervos)