Vaya por delante que estoy plenamente convencido que el Mundial se dispute en Sudáfrica es una buena idea, por gran parte de sus razones, aunque no por todas, principalmente está bien porque esta competición dejará mucho dinero en la zona que podrá ayudar a mejorar no sólo sus infraestructuras sino también tener unas mejoras en la calidad de vida de sus habitantes, que actualmente en algunos casos no tienen acceso a agua potable.

Pero llevar la Copa del Mundo a Sudáfrica tiene algunos inconvenientes: las emisiones de CO2 serán hasta seis veces más que las que hubo en el último Mundial realizado en Alemania, según afirma un estudio llevado a cabo por el Gobierno Noruego (PDF) donde se a punta que se emitirán 2.753.251 millones de toneladas de CO2, lo equivalente a las emisiones anuales de un millón de coches.

Los desplazamientos de los equipos de todos los países, aficionados, periodistas y organización tienen que ver en este aumento de las emisiones, pero principalmente se debe a la construcción de todos los estadios. Cuando la FIFA eligió a Sudáfrica como sede del Mundial 2010 el país se tuvo que enfrentar a la construcción de los estadios totalmente nuevos, además de mejorar algo las infraestructuras hoteleras para acoger a toda la gente que se iba a desplazar a Sudáfrica. En países de Europa o cualquier otro país donde habitualmente se jueguen competiciones de alto nivel esto no hubiera sucedido, debido a que las instalaciones en su mayor parte ya están realizadas.

Además de esto hay que añadirle la pobre eficiente energética que actualmente hay en Sudáfrica, que hará que el consumo energético por persona unas tres veces superior que al Mundial de Alemania y que en el cómputo global, las emisiones de CO2 sean el doble de las que hubo con los Juegos Olimpicos de Beijing.

En cualquier caso, aunque esto es un hecho grave y a tener en cuenta, si realmente esta competición sirve para que Sudáfrica mejore el nivel de vida de sus habitantes, se le podría restar algo de importancia teniendo en cuenta que será una mejora para el país, sobre todo teniendo en cuenta que todavía hay países desarrollados que no cumplen con el protocolo de Kyoto y exceden sus emisiones de CO2, estos deben ser los que las deben cumplir si o si y si no lo hacen, los que se deben llevar primeros las sanciones, principalmente por que lo tienen más fácil para poder cumplir y no exceder sus emisiones.

Via: EU Infraestructure