[**Google** le ha recomendado al gobierno mexicano](http://vivirmexico.com/2010/05/google-pide-a-mexico-no-suscribirse-al-acuerdo-internacional-acta) que no se adscriba al [**Acuerdo Comercial Internacional Antifalsificación**](http://www.milenio.com/node/442274) (ACTA). **Manuel Tamez**, responsable de las políticas públicas del buscador, ha comentado que el acuerdo es una amenaza a la libertad de expresión en Internet, y que [la adscripción de **México** podría traer más problemas que beneficios](http://www.milenio.com/node/442274).

**México** es el único país de **América Latina** que contempla adherirse al **ACTA**. Esta iniciativa es, de acuerdo con sus impulsores, una respuesta «al incremento de los bienes falsificados y obras protegidas por copyright pirateadas en el mercado global». Los alcances de **ACTA** son amplios, que van desde la falsificación de bienes físicos, hasta **la distribución de material protegido por copyright a través de Internet**.

Los primeros promotores del **ACTA** fueron **Estados Unidos, la Unión Europea, y Japón**. Poco a poco, países como **México, Australia, Corea del Sur, Nueva Zelanda, Jordania, Singapur, Canadá, Marruecos, o los Emiratos Árabes Unidos se han unido a la iniciativa**. Sin embargo, **Tamez** argumenta que **México** no tiene razones de fondo para suscribirse, y que incluso, los defectos en el acuerdo lo han llevado a reformularse en otros países.

Además, impera un secretismo fuerte ante el **ACTA**, ya que las reuniones se realizan con la mayor discreción posible. [«Es algo que ha crecido en las sombras, como Gollum», señala **Daphne Keller**](http://news.cnet.com/8301-13578_3-20004450-38.html), una consejera política de **Google**. **Keller** opina que la adopción internacional del **ACTA** podría incrementar las responsabilidades de los intermediarios en Internet — como los buscadores. Por ejemplo, una sección del acuerdo obliga a los proveedores de Internet a deshabilitar el acceso a material pirata, y a adoptar una política respecto la transmisión no autorizada de materiales protegidos por autor.

Existe un movimiento de resitencia al acuerdo denominado **[Open Acta](http://www.openacta.org/)**, el cual solicita que el texto de la propuesta sea sometido al escrituinio y análisis público. **Open Acta** sostiene que este acuerdo es un atentado contra los derechos fundamentales; y el acceso y difusión del conocimiento. Si bien hay partes del tratado que son muy rescatables, como la falsificación de bienes físicos (sobre todo, enfocada a las medicinas), al meterse con la distribución de material en la red, no hay manera de establecer los límites. ¿Qué estará permitido, y qué no?

La aplicación de **ACTA** en **México** es una cuestión delicada. Por una parte, es un país que vive dentro de la cultura de la piratería física (para muestra, [el índice de software ilegal](http://alt1040.com/2010/05/estudio-revela-que-60-del-software-en-mexico-es-pirata)); pero también es un país con políticas coercitivas como la *ley Manzanero*. Ustedes, ¿qué opinan? ¿Le conviene a **México** adscribirse al acuerdo?

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.