¡Llamen a **Jaime Maussan**! Los veteranos que trabajaban en el **Área 51** [han decidido revelar los secretos](http://seattletimes.nwsource.com/html/localnews/2011461015_area51vets28m.html) de la base militar ultra-super-mega-secreta del **Ejército de Estados Unidos**. ¿Qué han dicho? Que no hay extraterrestres, ni platillos voladores, ni vivisecciones alienígenas, ni nada por el estilo. Un día negro para los ufólogos y seguidores de **Fox Mulder** en el mundo.

De acuerdo con **James Noce**, un veterano de 72 años que trabajó en el **Área 51**, confiesa que la base se utilizaba para probar aviones de reconocimiento, en específico, el **[Lockheed A-12](http://es.wikipedia.org/wiki/Lockheed_A-12)** y el [**SR-71 Blackbird**](http://es.wikipedia.org/wiki/SR-71_Blackbird). **Noce** señala que todo el misticismo en torno a la presencia extraterrestreen el **Área 51** no les molestaba. Por el contrario, el fanatismo en torno a los alienígenas ayudaba a encubrir las tareas militares que tenían lugar en la instalación.

Tuvieron que pasar **47 años** para que **Noce** pudiera revelar qué se hacía dentro del **Área 51**. El veterano menciona que el secretismo llegaba al grado de que no hay papeles que indiquen que él haya trabajado para la **CIA**, y que todos los cheques que reciben sus compañeros vienen de compañías que actúan como pantalla. Debe resultar decepcionante para los conspiracionistas que la mítica **Área 51** no contenga los secretos de la vida alienígena. Aunque, claro está, Maussan y compañía podrían decir que al pobre **Noce** le han enjuagado el cerebro y que la verdad está allá afuera.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.