"No darás primicias es **Twitter**", reza el nuevo mandamiento dentro de la guía de estilo de los periodistas de Reuters. La agencia de noticias [ha elaborado un documento](http://handbook.reuters.com/index.php/The_Essentials_of_Reuters_sourcing) en el que sugiere a sus periodistas el uso de redes sociales, pero con ciertos candados para no dañar la imagen de la empresa.

Este manual de buenas maneras de **Reuters** para sus periodistas incluyen algunas recomendaciones como dividir el perfil profesional del perfil personal, no citar a la **Wikipedia**, no publicar primicias en **Twitter** y evitar contestar comentarios agresivos (*don't feed the troll!*). **Reuters** también pide que no se revelen afiliaciones políticas o religiosas -aún en el caso de blogs o cuentas personales-, analizar con cautela a qué grupos adscribirse, mantener los perfiles como privados y evitar el anonimato.

**Reuters** también solicite que la apertura de cuentas en **Twitter** pase por una autorización previa de los jefes, ya que éste puede demandar mucho tiempo o contravenir los intereses económicos de la empresa. Sobre **Wikipedia**, la agencia de noticias considera que los artículos pueden ser buenos puntos de partida, pero rechaza tajantemente su uso como fuente fidedigna, así como la copia o enlazado a sus artículos.

Las agencias periodísticas comienzan a modificar su negocio con la llegada de las redes sociales a la escena. [Como afirmaba **Jon Klein de CNN**](http://alt1040.com/2010/03/cnn-teme-mas-a-las-redes-sociales-que-a-otras-cadenas-de-tv), ya no basta con ser el primero en llegar. Paulatinamente, veremos una transformación en la información: la amplitud y el alcance ya no serán la diferencia, sino la profundidad. **Reuters** apuesta por este camino, sacrificando velocidad por precisión. ¿Será que el gran logro de las redes sociales es profesionalizar al periodismo convencional?

Vía: [233 grados](http://www.233grados.com/blog/2010/03/reuters.html)