"No darás primicias es Twitter", reza el nuevo mandamiento dentro de la guía de estilo de los periodistas de Reuters. La agencia de noticias ha elaborado un documento en el que sugiere a sus periodistas el uso de redes sociales, pero con ciertos candados para no dañar la imagen de la empresa.

Este manual de buenas maneras de Reuters para sus periodistas incluyen algunas recomendaciones como dividir el perfil profesional del perfil personal, no citar a la Wikipedia, no publicar primicias en Twitter y evitar contestar comentarios agresivos (don't feed the troll!). Reuters también pide que no se revelen afiliaciones políticas o religiosas -aún en el caso de blogs o cuentas personales-, analizar con cautela a qué grupos adscribirse, mantener los perfiles como privados y evitar el anonimato.

Reuters también solicite que la apertura de cuentas en Twitter pase por una autorización previa de los jefes, ya que éste puede demandar mucho tiempo o contravenir los intereses económicos de la empresa. Sobre Wikipedia, la agencia de noticias considera que los artículos pueden ser buenos puntos de partida, pero rechaza tajantemente su uso como fuente fidedigna, así como la copia o enlazado a sus artículos.

Las agencias periodísticas comienzan a modificar su negocio con la llegada de las redes sociales a la escena. Como afirmaba Jon Klein de CNN, ya no basta con ser el primero en llegar. Paulatinamente, veremos una transformación en la información: la amplitud y el alcance ya no serán la diferencia, sino la profundidad. Reuters apuesta por este camino, sacrificando velocidad por precisión. ¿Será que el gran logro de las redes sociales es profesionalizar al periodismo convencional?

Vía: 233 grados

👇 Más en Hipertextual