Microsoft se apunta al código abierto. Otrora detractor de la iniciativa, el gigante informático debatirá el próximo mes sobre la adopción del open source como medida para paliar los efectos de la recesión. Junto con un grupo de empresarios y piratas informáticos, Microsoft discutirá en San Francisco el próximo 17 y 18 de marzo acerca de la necesidad de su implementación.

La crisis ha ayudado al desarrollo del código abierto, pues ha demostrado ser una alternativa viable para las empresas que están asfixiadas por cuestiones presupuestales. La medida ayuda, en buena parte, a guardar el dinero que se invertía en programas protegidos por derecho de copia.

Las empresas han encontrado en el código abierto no sólo una forma de sanear sus finanzas, sino que también estimula la productividad e impulsa la innovación. Microsoft no ha podido negarse a la tendencia. El foro de San Francisco representa un gran paso, ya que la corporación pasará de ser un mero analista a convertirse en el patrocinador de esta edición.

Y es que Microsoft no sólo ha perdido el miedo al código abierto, sino que se apunta a convertirse en la empresa líder del movimiento. Sus recientes acciones le han ganado la aprobación de diversos líderes y empresasr". Microsoft ha entendido que gana más apoyando la iniciativa que condenándola, y busca sacar el mayor beneficio posible. La duda es si el resto de la comunidad le permitirá a su viejo archienemigo encabezar el movimiento.