New Moon

Una mujer podría llegar a pasar tres años en la cárcel por haber grabado, sin querer, 3 minutos de la nueva película de vampiros New Moon. Algo que no tiene ni pies ni cabeza y nos hacen dar cuenta que la paranoia que se generó en relación a estos temas es, en muchos casos, extrema.

Esto fue lo que pasó. Samantha Tumpach lo único que estaba haciendo era grabar a su familia cantándole el feliz cumpleaños a su hermana. Es cierto que en la grabación se podían ver 3 minutos del film, pero también es cierto que lo que se podía ver no tenía la intención de grabarla.

Por este motivo la muchacha de 22 años aseguró que no debería ser penada como lo hacen con los bootleggers (las personas que graban las películas dentro del cine), lo cual es completamente cierto.

Esta explicación no le alcanzó a los empleados del cine en cuestión, quienes presentaron cargos y por ese motivo tuvo que pasar 2 días en una celda hasta que un juez se encargó del caso y, tras ver la filmación, se dio cuenta que eso era una locura y la dejó en libertad.

Pero todavía la cosa no terminó y ahora se viene un proceso judicial. Tumpach comentó que peleará porque ella no hizo nada malo y que nunca trató, secretamente, de grabar la película.

Este tipo de casos me dejan, les juro, sin palabras.