Star Wars: A New Hope fue una película de ciencia ficción en que sus efectos especiales no fueron generados por medio de animaciones en computadora, salvo una escena, de hecho una pequeña animación durante la explicación de cómo destruir la estrella de la muerte. De hecho fue la tercera película que uso de alguna forma esta tecnología (antes Westworld en 1973 y Futureworld en 1976).

La animación fue creada por Larry Cuba en (EVL), El Laboratorio de Visualización Electrónica, en la Universidad de Illinois en Chicago (Estados Unidos). Cuba explicó que el encargo consistía en re-crear el acercamiento a la Estrella de la Muerte, el problema es que la esceana ¡aún no estaba creada!

Para lograrlo, Larry Cuba uso fotos de los escenarios mientras se construían y una pintura de cómo se vería la Estrella de la Muerte en la película. Al final la animación es en wireframe pero al ver el proceso de creación queda claro que la animación en 3-D en en la década de los 70s era extremadamente rudimentaria, lejos de automatizar procesos, todo era bastante manual y casi artesanal. Increíble.

Vía: Kottke