1999

Por algún extraño motivo 1999 fue un gran año para las películas. Recuerdo con muchísimo cariño mis años post-adolescente con apenas 20 años entrando y saliendo de cines y dejar que muchas de las cosas maravillosas que veía me influenciaran y moldearan el gusto cinematográfico que tengo ahora.

Tal vez era el final del milenio, tal vez era que se acercaba el año 2000, tal vez la tecnología para hacer buenos efectos especiales era tan barato que ya era accesible para personas con muchas buenas ideas, tal vez tiene que ver una especie de sensación de final del cine conservador que se generalizó un poco durante la década de los 90.

Lo que sigue no es un top, no es necesariamente lo mejor o lo más premiado, son simplemente una serie de películas que creo que identifican bien el gran cine que se pudo ver durante 1999:

  1. The Matrix: El Star Wars de nuestra generación, el ícono de la ciencia ficción en el cine para nosotros. Dirigida por los hermanos Wachowsky.

  2. Fight Club: Para mi es la conclusión y la consecuencia del crecimiento de la generación de la comodidad en Estados Unidos. Una de las mejores películas jamás hechas. Dirigida por David Fincher.

  3. The Insider: Michael Mann demostrándonos que puede dirigir mucho más que personas disparándose en las calles. Para mi es la mejor actuación de Russel Crowe.

  4. Magnolia: La pieza maestra de Paul Thomas Anderson (director y escritor) logrando que cada uno de los actores lo haga de forma magistral en una especie de mosaico de personas en búsqueda de algo.

  5. Being John Malkovich: Charlie Kaufman y sus guiones fractales. ¿Alguna vez quisiste ser otra persona? Dirigida por Spike Jonze.

  6. American Beauty: Otra película reflejando de forma increíble el estado de la sociedad estadounidense en aquel entonces. Dirigida por Sam Mendes.

  7. The Sixth Sense: M. Night Shyamalan sorprende como director, escritor, Bruce Willis, Haley Joel Osment y Tony Collete nos sorprenden como actores en una película que nos tomó a todos por sorpresa y practicamente inició un nuevo género.

  8. Iron Giant: De las mejores películas subvaloradas que hay en Hollywood. No es generada por ordenadores, sino de animación pura dirigida por Brad Bird (Ratatouille, The Incredibles).

  9. Office Space: Una película para geeks que no se trata de antosociales tratando de ligar a chicas de Universidad. Es acerca de las relaciones en el trabajo, la rutina y las ganas de hacer algo diferente. Dirigida por Mike Judge (sí, el mismo de Beavis & Butthead).

  10. Blair Witch Project: Es mala, la producción es un desastre, las actuaciones por momentos son pésimas, la línea argumental es floja y el final es ridículo pero marcó un antes y después en el cine; actores que son camarógrafos, el uso de cámaras caseras, la ausencia de banda sonora y la primera película que uso exclusivamente internet junto con la videos que se hicieron virales para promocionarse. Dirigida por Daniel Myrick y Eduardo Sánchez.