Parece que la competencia con otras redes como Facebook está comenzando a cobrarse las facturas correspondientes a MySpace, que desde hace unos días anunció el cierre de oficinas en diversos países.

Poco importaron esos 9 millones de mexicanos, divididos en 30% grupos y 70% usuarios, que seguían prefiriendo este conocido servicio, pues a partir de este viernes la oficina del país no trabajará más, suerte que también comparten las de Brasil y Argentina como parte de una reestructuración, recorte de plantilla, y necesidad de enfocarse mejor en Estados Unidos.

Este cierre significa que se acabará el apoyo y promoción para grupos, por consiguiente las ventajas de marketing que representaba para muchos. También algunas herramientas específicas para este mercado ya no funcionarán más.

Toca preguntarse si realmente fuera de las bandas que buscaban promoción, los usuarios seguían tanto en activo o más bien muchas de esas cuentas estaban en el olvido luego de que sus dueños se movieran a sitios similares como hi5 o por supuesto Facebook.