225px-nicolas_sarkozy_medefjpg

El Liceo Franco-Mexicano forma parte de una red de academias en el mundo enfocadas a dar educación a ciudadanos franceses residentes en el extranjero. En México es una institución muy reconocida que está formada por 3,000 alumnos, de los cuales 1,200 son franceses.

Dentro de su próxima visita a México el presidente franco, Nicolás Sarkozy, tiene en agenda una reunión en dicha institución educativa el día 9 de marzo. Para tal fin se han suspendido las clases pero se ha notificado a los alumnos mexicanos que no podrán asistir a las instalaciones durante la visita del presidente (WTF?)

Esto ha generado decepción e inconformidad entre los integrantes de la comunidad pues si bien el LFM recibe inversión francesa, también obtiene sustento de las colegiaturas de mexicanos (que rondan los 1,800 alumnos). Además, en visitas presidenciales pasadas como la de De Gaulle o de Giscard no se realizaron estas restricciones. ¿Qué ha cambiado desde entonces?