Hace algún tiempo les estuve hablando de las declaraciones de Charlie Miller relacionadas a la inseguridad de Safari que, según el hacker, es el navegador más inseguro de la red. El Pwn2Own se llevó a cabo el miércoles y, como dijo, lo hackeó en 10 segundos, llevándose así US$5,000 y la MacBook que vulneró.

El hombre es el principal analista de Independent Security Evaluators que, como su nombre indica, es una empresa de consultoría de seguridad y logró ganar –por segundo año consecutivo- el concurso no porque haya vulnerado el sistema, sino de la forma en la que lo hizo y el tiempo. Utilizó un exploit que le permite al atacante, a través de una URL maliciosa, tomar control del ordenador con sólo un clic.

No es fácil, pero funciona con un solo clic", aseguró.

Pero Miller se equivocó en algo. ¿Por qué? Porque una de las predicciones que hizo fue errónea. En el post anterior comenté que él decía que ni Firefox ni el IE8 se podrían vulnerar. Lógicamente, alguien pudo hacerlo y también se llevó parte del dinero.