Nikon por la mitad

Desde niño siempre me ha gustado ver los aparatos electrónicos por dentro. Infinidad de radios murieron por mis ganas de saber más sobre la magia que ocurría dentro, como era posible que del vil plástico pudieran salir música y voces. A medida que vas creciendo te das cuenta que esta forma de aprender el funcionamiento de las cosas puede resultar muy cara y nada agradable para tus padres. Y de pronto un día dejas de hacerlo, pero no se van las ganas de seguir haciéndolo, esas quedan para siempre.

Por esta razón siempre que encuentro algo como una Nikon D3 cortada por la mitad salto de alegría. Alguien gastó el dinero para que tu puedas ver la luz. En una visita que hizo el escritor del Tokyobling’s Blog a la convención Tokyo Eco Products, se encontró con este tesoro visual, y tener así la posibilidad de ver el interior de una de las mejores cámaras digitales del mercado.

Galería:

Enlace: Nikon D3 Cut In Half | Vía: Neatorama y Fotomaf.