En el tema del Copyright hay tantas cosas ilógicas, absurdas y caducas. Que un día llegará una avalancha gigante y escupirá a las discográficas y sociedades gestoras de derecho, como lo hacia el fantasma ese (que no recuerdo el nombre) de los Ghostbusters.

Un estudio académico del profesor Bernt Hugenholtz, de la Universidad de Amsterdam, fue el investigador encargado de producir dos informes sobre los derechos de autor. La conclusión es que una extensión de 45 a 95 años en el copyright, es un verdadero disparate. Sería una mala idea para los consumidores y para la sociedad en general.

Y como el resultado no gusta a las discográficas y en el copyright la democracia y la logica no importan un carajo. Los "importantes" estudios fueron directo a la basura. El Comisario Charlie McCreevy’s ha presentado la propuesta, en defensa del plan de extensión del copyright, “olvidando” mencionar la existencia de estos informes pagados por ellos mismos.

Hugenholtz no se ha quedado callado y en una carta abierta a la Comisión, solicita que sus informes “tengan la consideración debida”.

Este comportamiento refuerza las sospechas generalizadas del público en general, que las decisiones verdaderamente las toman los lobbys correspondientes y no después de un proceso racional de toma de decisiones... la extensión del copyright sólo es buena idea para las discográficas y los viejos artistas que no ayuda en nada a la innovación y la creatividad.

Vía: The INQUIRER