Después de haber cometido el asesinato de John Lennon, uno de los momentos más oscuros en lo que a la música se refiere, Mark David Chapman, la persona que realizó el crimen, admitió, por primera vez, que está arrepentido de haberlo hecho.

Siento que ahora, a los 53, tengo una mayor comprensión de lo que es una vida humana, he cambiado mucho. Estoy avergonzado. Ese es mi primer pensamiento. Lamento lo que hice".

Esta declaración la dio a principios de agosto en una junta de libertad condicional, la cual negó su liberación.

El asesino, explicó ya hace muchos años que tuvo la necesidad de matar a John Lennon después de escuchar el disco Sgt Pepper's Lonely Hearts Club Band, comentó: "En aquel momento lo percibí, y equivocadamente lo juzgué, como un farsante".

Enlace: John Lennon murder: Killer Mark David Chapman gives new details of shooting