Sin ninguna duda los chinos están realmente emocionados y orgullosos de tener los Juegos Olímpicos 2008 en su casa. Una muestra más de ello es el sorprendente arte de este jardín de Pekín. Vía Digg.