Hoy ha visto la luz (o el bit, mejor dicho) el nuevo servicio Google Health que, cosas más, cosas menos, es un repositorio de tu información clínica, los resultados de tus exámenes de sangre y derivados, un historial medico de tus enfermedades, operaciones y afecciones medicas y un registro constante de tus recetas farmacéuticas.

A mi en particular me parece que es un servicio que no usare jamás, aunque al mismo momento de escribir esto me lleno de dudas, entre lo practico de tener toda esta información en un solo lugar y las implicaciones de seguridad y el derecho a la privacidad.

Yo creo mucho en que la información personal de los individuos debe mantenerse privada. Sin embargo, cada persona es libre de colocar en Internet su información más intima, si así lo prefiere. Y es allí donde viene mi primera interrogante: ¿Qué información personal se puede colocar en Internet sin problema? Cosas como el día de tu cumpleaños (o fecha de nacimiento) ya es de dominio publico en Facebook (a menos que tengas bloqueada la opción de mostrarlo). Tu nombre y apellido tienen a ser bastante públicos y de uso común, tu dirección de email también se comparte sin ningún problema. Fotos y videos de tus vacaciones llenan el Flickr. Tus actividades diarias (hasta donde desees) son mostradas a decenas de personas en el Twitter. Incluso si tienen un blog es relativamente sencillo concluir (mas o menos exitosamente) cuales son tus ideas políticas.

Si lo pensamos rápidamente vivimos en una época en la cual cedemos parte de nuestra soberanía personal a Internet (y a los usuarios, gobiernos o empresas que puedan obtener estos datos personales). Y hay información que no se debería colocar libremente para dominio de la humanidad: la dirección de nuestro hogar, los números de nuestras tarjetas de crédito, los nombres de nuestros hijos, la escuela a la que asisten, videos o fotos sexuales o de borracheras, y por supuesto tus enfermedades y resultados de tus exámenes médicos. ¿Qué información personal consideras que no hay que publicar nunca en Internet?. Nos puedes ayudar en los comentarios a entender mejor el asunto.

Es complejo escribir sobre este tema porque cada quien, como individuo, puede considerar diferentes niveles de sensibilidad en su información personal. Dependiendo de la idiosincrasia de cada país hay cosas que no puedes publicar en Internet sin que te acarreen problemas a la hora de buscar trabajo, o que alguna compañía o gobierno quiera usar contra ti o en su beneficio propio, sin siquiera tu enterarte. Incluso puedes llegar a ser discriminado de diferentes maneras por tener cual o tal enfermedad o condición o preferencia.

Bueno, todo este cuento viene porque siempre he considerado la información medica de las personas como algo muy sensible, desde el punto de vista ético, moral, económico y familiar. Hay compañías que si conocieran tu historial medico probablemente jamás te darían trabajo, ni hablar de las compañías de seguro, ni la discriminación posible por enfermedades, que aun hoy en día, son tabú.

Google aunque muy cuidadosa con los temas de seguridad, cada día va cobrando más importancia al almacenar información muy personal en sus servidores. Una compañía (que en algún momento puede cambiar sus “buenas intenciones”) es la encargada de administrar, mantener y guardar, increíbles toneladas de datos muy sensibles. Ademas de la seguridad que atañe a Google está tu parte del asunto, si tu clave no es segura (es un teléfono, tu fecha de nacimiento, tu nombre + 12345) lo más probable es que alguien pueda, en un solo lugar, con una sola contraseña, obtener toda la información importante de ti como individuo. Y ahora incluso tu tipo de sangre y como va tu colesterol. Da un poco de miedo la cosa.

Probablemente con los niveles de glucosa en tu sangre no se pueda cometer un crimen, pero el día que Google ADN este disponible en la computadora de tu esquina, por allá en el 2016, algo estará definitivamente mal.

Actualización: Antes de escribir la entrada no había leído, y puede dar un gran aporte el tema, un articulo de Enrique Dans en su blog (haciendo referencia a su vez a otro de Bruce Schneier) tratando algunos aspectos relacionados con la importancia de los datos que generamos y lo determinante que es nuestra información personal y como nos afecta su uso y/o abuso.