Cada vez más osos polares se mueren ahogados debido al deshielo del Ártico, según un estudio científico de un departamento gubernamental de EEUU que cita el diario The Wall Street Journal.

El Servicio de Gestión de Minerales del Departamento del Interior, en un informe que se publicará mañana, calcula que, en el momento en que se hizo un reconocimiento aéreo del Ártico en septiembre del año pasado, 40 osos polares estaban nadando en el mar lejos de cualquier témpano de hielo y "muchos de ellos probablemente se ahogaron".

Los investigadores contabilizaron cuatro cuerpos sin vida flotando en el mar durante el reconocimiento, que se hizo cuando el cascote polar se había retirado a 260 kilómetros al norte de la costa de Alaska, marcando un nuevo récord de deshielo.

Más en El Mundo

(Vía Mangas Verdes)