Andrea Guerra:

El día que el equipo ecuatoriano clasificó al mundial, no todo el mundo celebraba. Este es Miguel y estaba triste porque la gente prefería comprar cerveza y el no podía irse a la casa hasta no vender todas sus flores.