Un niño ruso de 12 años murió después de jugar 12 horas seguidas y colapsar, de acuerdo a la noticia las estimulaciones emocionales prolongadas del cerebro causaron una hemorragia y lo llevó a la muerte después de estar una semana en el hospital.

De acuerdo al doctor citado en Eurogames, el niño estaba prácticamente muriendo frente a una computadora, pero el no desistía de jugar; obviamente estaba totalmente obsesionado con los juegos, pero las declaraciones del doctor (como siempre sucede) culpando directamente a los videojuegos y no a otras causas más probables de que, después de estar sentado 12 horas, termine cayendo al piso inconciente y con convulsiones.

(Vía Joystiq)

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.