Lycos en Europa tuvo una gran idea para atacar a los spammers llamada "Make love not spam": en vez de crear filtros, bloquear servidores, enjuiciar personas o saturar sus servidores de correo, la compañia está distribuyendo un protector de pantalla (o screensaver) el cual envía leve pero constantemente pedidos de datos a sitios web que están listados en una gran base de datos de spammers. Esos pedidos multiplicados por miles (o millones) de personas que tienen instalado el pequeño programa hace que los sitios dejen de funcionar o al menos se vuelvan muy lentos y se creen costos adicionales por la cantidad de tráfico generado.

Para evitar que sitios legítimos no sean atacados sin querer esta lista es actualizad a diario y se apoya fuertemente de listas negras (blacklists) conocidas y usadas extensivamente en internet por programas anti-spam.

El programa y más información de la iniciativa, aquí.

(Vía Área Estratégica)

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.