A la segunda no ha ido la vencida. Después de cancelar el primer intento de lanzamiento de Miura 1 a causa del viento onubense, la compañía PLD Space, en colaboración con el Instituto Nacional de Técnica Aerospacial (INTA) ha tenido que abortar la misión, justo al terminar la cuenta atrás para el lanzamiento.

Eran las 2:43, hora local, cuando el cohete suborbital, ubicado en la Estación de Experimentación del Arenosillo, en Huelva, emitía la señal de aborto. Así, la empresa alicantina debe esperar a un nuevo intento para convertir a España en el décimo país en lanzar con éxito su propio cohete.

Una vez encendidos los motores, se detectó el fallo que obligó a dejar en tierra a Miura 1 una vez más. Así, el personal de la base espacial procedió a asegurar el cohete para dejarlo listo para un futuro intento y comenzar con las indagaciones de lo ocurrido.

Miura 1, el ensayo de algo mucho mayor

En realidad, el cohete español Miura 1 es el antecesor de Miura 5, un cohete totalmente recuperable, que podrá ascender más de 500 kilómetros y depositar en el espacio cargas de 1000 kg, dirigidas a realizar experimentos de microgravedad.

Miura 1 mide solo 12 metros de alto, mientras que Miura 5 medirá 30 metros de longitud y 2 metros de diámetro. Por eso, puede considerarse casi como una maqueta de prácticas. 

Pero antes de pasar a Miura 5, cuyo uso está programado para 2025, se realizará al menos otro ensayo más con Miura 1. Los vuelos de ensayo son de 12 minutos, como habríamos visto hoy con este primer lanzamiento del cohete español. No obstante, después sería necesario recuperar el cohete. Se habrían encargado de ello los barcos Libertad6 y Nervio, que llevaban en posición de espera aproxiamdamente desde la media noche. Se preve que tardarán unas 4 horas aproximadamente en recuperar el cohete y luego llegaría el momento de comprobar si ha sufrido daños.

Casi a la perfección

En el anterior intento se paró el lanzamiento de Miura 1 en el go no go, una votación en la que intervienen los responsables de varios componentes: los subsistemas del cohete, la base de lanzamiento y las condiciones meteorológicas. Si todos declaran estar listos, se procede al lanzamiento. En aquel caso, fueron las condiciones meteorológicas las que se marcaron en rojo, impidiendo así el viaje de este primer cohete español. Pero esta vez sí ha podido ser. El go no go ha quedado marcado entero en verde y se ha pasado a las siguientes fases.

El lanzamiento de Miura 1 estaba programado dentro de una ventana que iba desde la 1 hasta las 10 de la mañana de este sábado, 17 de junio. Sin embargo, no ha hecho falta esperar tanto. 

Tras la carga del propelente, los últimos chequeos, el inicio de la grabación de telemetría y la autosecuencia, se procedió a la ignición del motor. Justo en ese momento, se anunció el aborto de la misión. Inicialmente no se ha sabido si había sido un aborto provocado por el personal de la misión o automático, por cuestiones técnicas. No obstante, el CEO de PLD Space, Raúl Torres, ha anunciado poco después que ha sido "un abort automático debido a la NO liberación de los umbilicales de aviónica". Y también que "el resto estaban libres y el motor a empuje nominal".

Por lo tanto, parece que solo ha habido un pequeño problema. Ahora toca solucionarlo decidan la próxima fecha de lanzamiento. Con suerte, esta vez sí, quizás a la tercera sea la vencida.

Recibe cada mañana nuestra newsletter. Una guía para entender lo que importa en relación con la tecnología, la ciencia y la cultura digital.

Procesando...
¡Listo! Ya estás suscrito

También en Hipertextual: