Samsung Electronics presentó el día de hoy su nuevo sensor de imagen de 200 MP. Su nombre es ISOCELL HP2 y, gracias a una tecnología de píxeles notablemente mejor, promete ofrecer grandes resultados en los próximos móviles de la compañía. Sin ir más lejos, este ISOCELL HP2 podría llegar muy pronto junto al Samsung Galaxy S23 Ultra que se presentará el 1 de febrero de 2023.

Según comenta Samsung, el nuevo sensor es capaz de capturar mucha más luz, detalles y ofrecer funciones HDR de mayor nivel. Esto lo consigue con sus 200 millones de píxeles de 0,6 micrómetros; todo incluido en 12 mm de diagonal. Este tamaño es bastante popular entre sensores de 108 MP, pero en esta ocasión la compañía ha conseguido albergar hasta 200 MP. Así, Samsung promete llevar cámaras de mayores MP a otros móviles, sin necesidad de ocupar más espacio dentro de su chasis.

Esto permite a los consumidores disfrutar de resoluciones aún más altas en los últimos smartphones de gama alta sin incluir módulos de cámaras más grandes en sus dispositivos.

Samsung

Este ISOCELL HP2 utiliza una tecnología que Samsung ha bautizado como Dual Vertical Transfer Gate (D-VTG). Con ella, se duplica el número de electrones en cada fotodiodo. Según la compañía surcoreana, esto permite aumentar «la capacidad de almacenamiento total del píxel en más de un 33%», lo que se traduce en fotos menos sobreexpuestas y una reproducción de colores mucho más fiel en condiciones de mucha luz.

El sensor ISOCELL HP2 de Samsung promete ser muy polifacético

Samsung Galaxy S23
Posible aspecto del Samsung Galaxy S23 Credit: OnLeaks / Digit

Al igual que ya lo hizo Apple con el sensor del iPhone 14 Pro, este ISOCELL HP2 de Samsung cuenta con tecnología de agrupación de píxeles. Samsung la ha nombrado Tetra2pixel, y permite al sensor simular diferentes tamaños de píxeles para adaptarse mejor a los distintos niveles de iluminación.

Por ejemplo, en entornos oscuros o de poca luz, el ISOCELL HP2 se transformará en un sensor de imagen de 1,2μm y 50 MP o de 2,4μm y 12,5 MP. Esto es posible al unir desde cuatro a 16 píxeles vecinos.

Asimismo, el sensor de Samsung permitirá que los próximos dispositivos puedan grabar a 8K. «Para vídeo 8K más completo, aproximadamente a 33MP, la HP2 cambia al modo de 1,2μm 50MP para minimizar el recorte y capturar más de la escena», comenta la compañía en su comunicado. De esta forma, los móviles que incluyan un ISOCELL HP2 en el futuro contarán con capacidad para filmar a 8K y 30 fps. Este último apartado es una mejora con respecto al 8K en los Galaxy S22, que solo llegan a 24 fps.

Otra tecnología nombrada por Samsung es la Smart-ISO Pro. Con ella, el sensor puede captar imágenes HDR de 12.5 MP, y vídeos 4K HDR de hasta 60 fps. Cada uno de los píxeles permitirá, además, un enfoque automático mucho más veloz, incluso en condiciones de poca luz.

El sensor ISOCELL HP2 promete traer muchas mejoras a la fotografía móvil. Si bien Samsung no ha confirmado nada, es posible que este sea el sensor que luzca la próxima familia de Samsung Galaxy S23; o al menos el modelo Ultra, la variante más poderosa de cada generación. No obstante, tendremos que esperar para ver si se cumple esta predicción.

Deja un comentario

Participa en la conversación, deja tu comentario