Hace unos días, Apple anunció los nuevos MacBook Pro de 14 y 16 pulgadas con chip M2 Pro y M2 Max, así como un nuevo Mac mini con el procesador M2 y M2 Pro, que llegan con un mayor rendimiento, más autonomía y algunas funciones adicionales, como el soporte para WI-Fi 6E y la banda de 6 GHz. Hay, sin embargo, algunas especificaciones que la compañía no ha compartido oficialmente, y que afortunadamente podemos conocer gracias a algunos usuarios que desmontan completamente el producto. Es, precisamente, algo que ha hecho algunos usuarios, quienes han descubierto que los nuevos equipos tienen un SSD más lento que sus antecesores.

El canal de YouTube Brandon Geekabit, por ejemplo, ha comprobado que el Mac mini con procesador M2 y con 256 GB de almacenamiento interno, solo tienen un chip NAND de almacenamiento SSD, mientras que la generación anterior, con chip M1, incluye dos chips con 128 GB de almacenamiento cada uno. Si bien la cantidad total de memoria es exactamente la misma, el hecho de que el almacenamiento esté repartido en dos módulos NAND hace que las velocidades de lectura y escritura sean mucho más rápidas.

De hecho, y tal y como detalla una prueba por parte de MacRumors a través de Blackmagic Disk Speed Test, el nuevo Mac mini con M2 de 256 GB de almacenamiento ofrece velocidades de lectura y escritura de unas 1.500 MB/s. Son, por tanto, entre un 30 % y un 50 % más lentas frente a su antecesor, aseguran. La versión de 512 GB, en cambio, ofrece exactamente las mismas velocidades de SSD que la misma variante del Mac mini con chip M1, pues su memoria también está repartida en varios chips NAND de almacenamiento

Según 9to5Mac, el MacBook Pro con M2 Pro de 512 GB de almacenamiento también tiene un SSD más lento que su antecesor, dado que la distribución de la memoria SSD se realiza en una menor cantidad de chips NAND. “Donde el MacBook Pro M1 Pro de 512 GB tenía dos chips NAND visibles en la parte delantera de la placa base y otros dos en la parte posterior, el MacBook Pro M2 Pro solo tenía uno visible en la parte frontal de la placa”, afirma el citado medio tras efectuar un desmontaje del equipo.

Los nuevos MacBook Pro y Mac mini tienen un SSD más lento, pero, ¿debemos preocuparnos?

Mac mini M2

Curiosamente, no es la primera vez que se reportan velocidades de SSD más lentas que la versión anterior en un equipo de Apple. Los MacBook Air y MacBook Pro de 13 pulgadas con chip M2 y 256 GB de almacenamiento, también tienen el mismo problema. Ahora bien, ¿es algo preocupante?

En el pasado, Apple afirmó a The Verge que los MacBook Pro y MacBook Air utilizan un NAND de mayor densidad que permiten ofrecer un almacenamiento de 256 GB en un solo chip. “Si bien los puntos de referencia del SSD de 256 GB pueden mostrar una diferencia en comparación con la generación anterior, el rendimiento de estos sistemas basados en M2 para actividades del mundo real es todavía más rápido”. Además, y pese a que parece haber una importante diferencia en la velocidad de lectura y escritura de los SSD, es muy poco probable que el usuario note una diferencia abismal.

Deja un comentario

Participa en la conversación, deja tu comentario