Habrás oído hablar de una inteligencia artificial capaz de escribir a partir de unas breves indicaciones. Las redes sociales andan llenas de ejemplos y de comentarios de quienes la han probado. La noticia saltó el año pasado. Y, desde entonces, muchos han aprendido a usar GPT3 para ver qué tal bien escribe y si realmente hace lo que promete.

Es más. Como buena inteligencia artificial, GPT3 o GPT-3 ha aprendido también. Escribe en inglés principalmente pero no tiene miedo a escribir en castellano o español si se lo pides. Puedes decirle de qué longitud quieres el texto. Hacerle preguntas o pedirle que escriba algo en particular. Incluso tiene varios modelos a elegir de manera que esta inteligencia artificial adoptará diferentes personalidades para escribir con distintos estilos.

E incluso tiene plantillas para que GPT3 escriba algo en particular y así experimentar con él. El caso es que puede escribir prácticamente de todo. Y por si fuera poco, ya hay quien habla de su sucesor, GPT4. Por lo demás, puedes usar gratis esta IA para probarla o para crear textos para uso personal. Y si estás interesado en llevar la escritura automatizada a lo comercial, puedes contratar a GPT3 para que escriba por ti.

Puedes usar GPT3 para cualquier cosa que imagines

Cómo usar GPT3, paso a paso

Si todavía no has probado GPT3, puedes probarlo ya mismo. Tan solo tienes que ir a su página oficial. Funciona online, así que no tendrás que instalar nada en tu teléfono u ordenador. Simplemente abre tu navegador web y entra en este enlace. Te llevará a la app en la que jugar con GPT3, llamada en inglés playground o zona de juego.

La primera vez te pedirá que inicies sesión o te des de alta. El registro es gratuito. Es más. Puedes usar tus credenciales o usuario de Microsoft o Google para no tener que rellenar todos los campos. Aparte, te pedirá un nombre y te preguntará por qué quieres usar GPT3. Finalizado el registro, el acceso es inmediato.

La parte central de GPT3 es un lienzo en blanco. Ahí puedes escribir y pedirle cosas a esta inteligencia artificial. Luego pulsa en Submit y recibirás respuesta de inmediato. O no tanto si le pides algo extenso. Y verás cómo van apareciendo las palabras. En fondo verde, lo que escribe GPT3. En fondo blanco, tus propias peticiones.

Si no te gusta lo que ves, en la parte inferior puedes deshacer órdenes, repetir peticiones, ver el historial de peticiones y/o indicarle a GPT3 que te gusta o no lo que has leído. Así ayudarás a esta inteligencia artificial a aprender de sus errores y de sus aciertos.

Ejemplos de uso de GPT3

Elige cómo hablar con GPT3

En el desplegable de la derecha que verás en la zona de juegos para probar y usar GPT3 hay una lista de presets o plantillas que cambian la manera en que interactuamos con esta IA. Por defecto, vemos un lienzo en blanco donde escribes, ves la respuesta, etc. Pero puedes cambiarlo por un modo chat, un modo que explica el código de GPT, un modo de preguntas y respuestas, un modo en inglés estándar y otro de segundo grado, etc. 

Hay muchos a elegir según qué quieras probar. Los hay para responder preguntas, otros para redactar textos, resumir documentos, traducir a otros idiomas e incluso hay varios modos para programar a partir de lenguaje natural o para pasar la tarde jugando. Y es que, en la actualidad, la inteligencia artificial que mueve GPT3 sirve para escribir, crear imágenes e incluso programar y revisar código

Otra manera de cambiar el comportamiento de GPT3 es con los modelos disponibles. Se podrían llamar personalidades, ya que tienen nombre propio. Por defecto, GPT3 utiliza el modelo Da Vinci. Es el más completo y evolucionado. Pero puedes optar por otros, como Curie, Ada, Babbage… Te permitirá probar las distintas versiones y evoluciones que ha experimentado GPT3 con el tiempo.

Participa en la conversación

8 Comentarios

Participa en la conversación, deja tu comentario