Todo apunta a que la humanidad está casi lista para su larga estancia en la Luna. La primera misión Artemis está siendo todo un éxito, llevando a la cápsula Orión a lugares que la humanidad no había alcanzado nunca antes. Ahora, si bien te contábamos hace un tiempo que la NASA tenía planes de sentar bases en el satélite, hoy ya confirmaron un desembolso de 57,2 millones de dólares para su impresión 3D.

ICON ha sido la compañía elegida por la NASA para desarrollar todo lo necesario. Su tarea será investigar y desarrollar tecnologías de construcción que permitan edificar habitáculos, carreteras y pistas de aterrizaje a través de la impresión 3D. Es un trabajo arduo, y teniendo en cuenta las condiciones de la Luna, habrá que trabajar con fundamentos de la física a los que no estaba acostumbrado el mundo de la construcción.

El contrato entre la NASA y ICON estará vigente hasta el año 2028, anunció la agencia este martes. Por su parte, la compañía está basada en la ciudad de Austin, Texas, y ya ha trabajado anteriormente con proyectos basados en cuerpos extraterrestres. Uno de ellos fue la construcción de un hábitat de 158 metros cuadrados basado en Marte.

Su nombre fue Mars Dune Alpha, y la NASA beberá de este proyecto para la misión análoga Crew Health and Performance Analog (CHAPEA), a partir de 2023.

La misión Artemis de la NASA podría tener estaciones lunares impresas en 3D

Artemis, NASA, asentamientos en la Luna

Como ya hemos comentado en otras ocasiones, el proyecto Artemis es el primer intento en un largo plan de convertir a la humanidad en una especie interplanetaria. Así, las misiones a la Luna servirían de catapulta para permitirnos llegar a ubicaciones más lejanas, como el ansiado Marte. De hecho, la NASA lo explica en su web.

«Para explorar otros mundos, necesitamos nuevas tecnologías innovadoras adaptadas a esos entornos y a nuestras necesidades de exploración», comentó Niki Werkheiser, directora de maduración tecnológica de la Dirección de Misiones de Tecnología Espacial en la NASA.

«Impulsar este desarrollo con nuestros socios comerciales creará las capacidades que necesitamos para futuras misiones.»

Niki Werkheiser.

El proyecto Olympus de ICON tiene varias capas. Se trata de un sistema de construcción conceptual que permitiría erigir los primeros asentamientos usando recursos disponibles en la Luna (y Marte, en un futuro). Por supuesto, hablamos del regolito, la superficie polvorienta de ambos cuerpos celestes, y que podría convertirse en el material para los futuros habitáculos interplanetarios de la NASA.

ICON se prepara en la Tierra

Por otro lado, ICON ya tiene una carrera en el mundo de la construcción aquí en la Tierra. Fueron los encargados de construir las primeras casas impresas en 3D en los Estados Unidos. Ahora, la llevan a nuevos mundos y condiciones totalmente distintas.

Para el desarrollo de la tecnología de construcción necesaria, ICON trabajará con regolito lunar traído por las misiones Apolo a la Tierra. Además, sabemos que la NASA se encuentra estudiando cómo imprimir en 3D con las condiciones gravitacionales de la Luna.

Según la agencia espacial, los seres humanos deberían poder trabajar en la Luna para 2030, declaración que ofrecieron tras el lanzamiento de Artemis I. Sin embargo, puede que la fecha pueda sonar demasiado cercana, y ya estamos acostumbrados a los retrasos de los planes de la NASA.

Deja un comentario

Participa en la conversación, deja tu comentario