La idea lleva años gestándose. Una década, aproximadamente. Pero ha sido ahora, a pocos días de terminar el 2022, cuando al fin se ha dado el pistoletazo de salida a Amazon Prime Air, el servicio de entrega de paquetes con drones.

Concretamente, Amazon Prime Air ha arrancado en dos ciudades: Lockerford (California) y College Station (Texas). Ambas se habían anunciado a mediados de este año, cuando se dieron a conocer nuevos detalles sobre este programa de entrega de paquetes con drones. La ciudad californiana tiene apenas 3.500 habitantes, mientras que la otra supera los 100.000, lo cual supone una prueba de validación más completa de cara a escalar la operación del servicio en el futuro.

El funcionamiento de Amazon Prime Air es bastante sencillo. Los clientes residentes en una de estas dos ciudades tan solo tienen que darse de alta en el servicio y, posteriormente, Amazon confirmará que puede entregar paquetes con drones en el domicilio indicado.

YouTube video

«El dron volará a la zona designada, descenderá al jardín trasero del cliente y se mantendrá estable a una altura segura. Después entregará el paquete de forma segura y elevará su altitud de nuevo», explica Amazon. En todo momento, el cliente podrá ver el tiempo estimado de entrega junto a información de seguimiento de su paquete enviado a través de Amazon Prime Air.

Por el momento, para el servicio Amazon Prime Air, la empresa ha decidido utilizar drones MK27-2, no los MK30 que presentó hace escasos meses y que, según la empresa, estarán operativos en 2024. Los MK30 prometen, entre otras cosas, cargar con más peso, detectar obstáculos aún mejor, ser más rápidos y hacer menos ruido.

Los MK27 son capaces de operar de forma autónoma, aunque Amazon explica que habrá humanos pendientes de su operativa para asegurar que todo ocurre sin incidentes. Probar que la seguridad se preserva con Amazon Prime Air es clave para que pueda escalar y llegar a cada vez más ciudades estadounidenses.

Deja un comentario

Participa en la conversación, deja tu comentario