¿Alguna vez te has sentido fatigado de tanto mirar la pantalla de tu ordenador, que has decidido descansar un poco… con la pantalla de tu móvil? Es, de hecho, una práctica que hacemos hasta el 60 % de las veces, según un nuevo estudio de la London School of Economics and Political Science (LSE, por sus siglas en inglés).

La investigación, en concreto, se ha realizado gracias a la participación de 41 ciudadanos de 20 a 30 años. Estos, a través de cámaras integradas en unas gafas, grabaron su uso diario con diferentes dispositivos, permitiendo recopilar un total de 200 horas de vídeo que posteriormente fueron analizadas por la LSE.

El resultado arrojó que el sesenta por ciento del uso del smartphone, se hace mientras están utilizando otro dispositivo. Tres cuartas partes de estas, precisamente, usan el móvil mientras están utilizando el ordenador, mientras que un 12,5 % de las personas que emplean dos dispositivos de forma simultánea, lo hacen con un smartphone y un televisor y solo un 7,5 % con un móvil y una tablet. Por otro lado, solo el 40 % restante, usa el móvil en situaciones aisladas.

Los usuarios miran con mayor frecuencia la pantalla de bloqueo de su móvil cuando están usando otro dispositivo

Pantalla

Aquellos que utilizan dos dispositivos al mismo tiempo, además, admiten hacerlo porque les resulta “extremadamente difícil concentrarse en una sola cosa”. “Me siento más cómodo cuando distribuyo mi atención”, afirma uno de los participantes. Otros, incluso, aseguran que lo usan una segunda pantalla para descansar de la pantalla del trabajo. “Solo necesito un descanso de unos minutos. ¿Y qué hay para un descanso de unos minutos? Mi teléfono está ahí”.

La investigación también ha revelado detalles curiosos sobre qué hacen los ciudadanos cuando hacen uso de varios dispositivos de forma simultánea. Según las conclusiones de la LSE, los usuarios consultaban su pantalla de bloqueo con mayor frecuencia cuando también estaba utilizando otro dispositivo frente al uso de únicamente el smartphone. También detallan que el uso de varios productos electrónicos (como tablet y móvil) ocurre mayoritariamente en casa o durante el trabajo, sin importantes diferencias entre ambos escenarios. Tampoco hay diferencia, además, del empleo de aplicaciones específicas.

Deja un comentario

Deja tu comentario