A comienzos de septiembre, Estados Unidos prohibió que compañías como NVIDIA y AMD vendieran sus chips de inteligencia artificial a China. En el caso de los primeros, la medida afectaba directamente a las GPU A100 y H100, habitualmente utilizadas para tareas de aprendizaje automático y reconocimiento de imágenes. Sin embargo, los de Jensen Huang ahora han superado el bloqueo norteamericano y restablecieron la exportación de su hardware más avanzado al gigante asiático.

Sin embargo, han tenido que acogerse a las nuevas normas establecidas por la Casa Blanca. Así las cosas, siguen sin poder comercializar los componentes vetados originalmente. Pero sí están habilitados a vender versiones alternativas, modificadas para cumplir con las limitaciones gubernamentales.

Reuters reporta que NVIDIA ya ha comenzado a ofrecer la GPU A800 en China. Se trata de un desarrollo basado en la A100, pero con prestaciones limitadas. "La A800 cumple con la prueba de aprobación del gobierno de los EE. UU. para el control de exportaciones reducidas, y no se puede programar para superarlo", indicó la compañía.

Según el citado medio, al menos dos compañías chinas que antes ofrecían servidores con la GPU A100, están comenzando a ofrecer versiones adaptadas a la A800. El nuevo hardware ofrece una tasa de transferencia de datos de chip a chip que alcanza los 400 GB por segundo, contra los 600 GB por segundo del modelo original.

Por supuesto, las especulaciones con respecto a la estrategia de NVIDIA no se han hecho esperar. Es que, al fin y al cabo, analistas coinciden en que la A800 no es más que una A100 ligeramente limitada para cumplir los parámetros estadounidenses, y con un nuevo empaque.

NVIDIA no quiere perder a China, uno de sus principales mercados

NVIDIA chips GPU IA semiconductores | chips de inteligencia artificial

Es lógico que NVIDIA esté haciendo lo posible para cumplir con las regulaciones en torno a la comercialización de sus chips de inteligencia artificial, sin perder uno de sus mercados más importantes. Solo durante el último trimestre, China le reportó ingresos por 400 millones de dólares a la compañía californiana.

Lógicamente, hay que ver si la nueva GPU A800 tiene éxito al presentarse como una alternativa de la A100. Después de todo, tendrá la difícil misión de demostrar que puede cumplir con las mismas tareas que el hardware original y, a su vez, entregar resultados atractivos pese a las limitaciones de performance.

Estados Unidos asegura que la prohibición a la venta de chips de inteligencia artificial se relaciona con el temor a que China militarice su uso. Desde la Casa Blanca indicaron oportunamente que la medida buscaba "mitigar el riesgo" de que el hardware pueda terminar en las manos equivocadas.

El bloqueo a los productos más avanzados de NVIDIA y AMD no fue bien recibido por el gigante asiático. Ni bien conocida la medida, las autoridades chinas salieron al cruce de la decisión estadounidense. Acusaron al gobierno de Joe Biden de "socavar los derechos e intereses legítimos de las empresas chinas" y la estabilidad de las cadenas industriales.

Deja un comentario

Deja tu comentario