El gobierno de Estados Unidos ya no quiere que NVIDIA y AMD exporten sus chips de inteligencia artificial a China. La noticia se confirmó a través de las propias compañías, que informaron que las autoridades norteamericanas les impusieron un nuevo requisito de licencia para la venta de su hardware más avanzado a clientes radicados en el gigante asiático.

Según informó NVIDIA en un documento enviado a la Comisión de Bolsa y Valores (SEC), la medida apunta directamente a las GPU A100 y H100. Estas se utilizan habitualmente para tareas de aprendizaje automático y reconocimiento de imágenes. Pero también afecta a los equipos que incluyen dichos componentes, tales como los centros de datos NVIDIA DGX.

AMD, en tanto, indicó que la determinación de Estados Unidos impacta específicamente sobre sus aceleradores Instinct MI250. No obstante, la firma considera que los chips de inteligencia artificial MI100 no están abarcados por los nuevos parámetros de exportación de la Casa Blanca.

Si bien la decisión se conoció en las últimas horas, las empresas fueron notificadas sobre la misma durante la última semana. Al imponer un requisito de licencia para la exportación de determinados componentes —los chips de inteligencia artificial, en este caso—, NVIDIA y AMD deben recibir la aprobación del gobierno estadounidense antes de vender sus productos a determinados clientes. Así, las autoridades tienen el poder de rechazar la comercialización cuando lo crean conveniente, que es lo que ahora pretenden hacer con China.

Según explicó NVIDIA ante la SEC, la imposibilidad de vender su hardware más avanzado a China se extiende a futuros desarrollos. "El requisito de licencia también incluye cualquier futuro circuito integrado de NVIDIA que logre un rendimiento máximo y un rendimiento de entrada y salida de chip a chip igual o superior a los umbrales que son aproximadamente equivalentes al A100, así como cualquier sistema que incluya esos circuitos", indicó.

A Estados Unidos le preocupa la militarización de los chips de inteligencia artificial

Chips inteligencia artificial | NVIDIA | AMD

Al imponer esta nueva restricción sobre las exportaciones de NVIDIA y AMD a China, Estados Unidos asegura estar "mitigando el riesgo" de que los chips de inteligencia artificial se utilicen para fines militares, o se redirijan a usuarios militares.

Desde el gigante asiático ya expresaron su descontento sobre la medida. Según recoge Reuters, Shu Jueting, ministra de Comercio china, manifestó públicamente su disconformidad con la determinación. Aseguró que la misma "socava los derechos e intereses legítimos de las empresas chinas y la estabilidad de las cadenas industriales y de suministro mundiales".

Entre las preocupaciones que expuso NVIDIA al bloqueo a las exportaciones de chips de inteligencia artificial a China, hubo tres que hicieron mucho ruido. La primera, que la compañía estima que sus negocios en ese país le reportaron ingresos por 400 millones de dólares durante el último trimestre. Cifra que ahora queda bajo riesgo ante la imposibilidad de continuar haciendo negocios con normalidad.

La segunda, que la medida podría afectar la continuidad del desarrollo de la GPU H100 anunciada este año. Para mitigar esto último, al menos, Estados Unidos accedió a que la compañía continúe con las exportaciones necesarias para que el trabajo sobre ese chip no se detenga.

La tercera, que como la decisión también abarca a Hong Kong, NVIDIA tendría que llevar algunas de sus operaciones fuera de China. Para compensar, le permitirán cumplir con los pedidos de A100 y H100 realizados en dicho territorio hasta el 1 de septiembre de 2023.

Deja un comentario

Deja tu comentario