El Mac mini es tremendamente capaz y ha sido especialmente elogiado desde el lanzamiento de su versión con chip M1. Eso no significa que esté exento de críticas, puesto que se le recrimina a Apple que le haya dejado "olvidado" y sin nuevas revisiones de hardware. Aunque muchos también reniegan de que los de la manzana sigan sin actualizar su diseño, que, básicamente, data de 2010. Para remediarlo, un youtuber tomó el asunto en sus manos y decidió convertirlo en una Nintendo Wii. Y el resultado es notable.

El proyecto fue llevado a cabo por Luke Miani, quien debió dilucidar varias cuestiones antes de llegar a buen puerto. Es que la historia no fue tan sencilla como tomar las entrañas del Mac mini y tirarlas dentro de la carcasa de una Nintendo Wii. El modder tuvo que realizar adaptaciones varias al dispositivo, especialmente en los apartados de refrigeración y energía.

El primer paso para transformar el ordenador de Apple en una Nintendo Wii fue, lógicamente, desarmarlo y seleccionar los componentes a utilizar. Meses atrás, Quinn Nelson, de Snazzy Labs, logró crear un Mac mini un 80% más pequeño que el original; para ello, tuvo que deshacerse del ventilador y de la fuente de alimentación de 150 vatios.

Miani optó por transitar un camino similar, aunque con diferencias bien marcadas. Es que, si bien comprobó que el Mac mini puede funcionar sin refrigeración activa, durante sus pruebas se topó con que el equipo sobrecalentaba rápidamente al ser exigido, lo que terminaba afectando su rendimiento. Para solucionarlo, incorporó un ventilador de 12 voltios muy similar en tamaño al que utilizaba originalmente la Wii.

Los desafíos de convertir un Mac mini en una Nintendo Wii

Nintendo Wii | Mac mini

En el apartado energético, era imposible incorporar la fuente de alimentación original del ordenador de Apple a la carcasa de la Nintendo Wii. Mientras que la de esta última no tenía la suficiente potencia como para ser una opción. La solución fue crear un engendro: un cargador de Microsoft Surface soldado al conector de la consola. Desde allí, la energía se enviaba a la placa madre, previo paso por un convertidor reductor.

En cuanto a la carcasa en sí, también se le hicieron varias modificaciones. No solo en su interior, para que hubiese suficiente espacio para acomodar los componentes del Mac mini, sino también para brindar fácil acceso a sus puertos. Para ello, Miani adaptó la parte superior del chasis, donde originalmente se ubicaban los puertos para conectar los mandos de GameCube. De esta forma, los puertos USB, Thunderbolt y HDMI quedaron ocultos bajo la tapa abatible ubicada en el extremo superior del dispositivo.

El último desafío a resolver fue la calidad de las conexiones inalámbricas. El Mac mini cuenta con tres sensores de WiFi y Bluetooth, de los cuales dos están integrados a la placa madre. El restante está pegado a un plato metálico y es imposible extraerlo sin cortarlo. Para evitarse esa labor, el modder optó por utilizar un sensor de conectividad de la Nintendo Wii, que, coincidentemente, tenía el mismo conector que los del ordenador de Apple. Y la diferencia entre usarlo o no era abismal, tanto al conectar un mouse inalámbrico como al navegar por la web.

Sin dudas, convertir un Mac mini en una Nintendo Wii no es un proyecto para cualquiera. No solo porque demanda de mucho tiempo y trabajo, sino porque persigue una finalidad más estética que verdaderamente funcional. De todos modos, el resultado final es notable y deja en claro que, cuando existe ingenio, no hay límites. A continuación, puedes ver el vídeo completo de Luke Miani explicando el proceso completo tras la creación de este peculiar dispositivo.

YouTube video

Deja un comentario

Deja tu comentario