El Departamento de la Policía de San Francisco (SFPD, por sus siglas en inglés) ha enviado una solicitud a la Junta de Supervisores de la ciudad para que esta permita que sus robots puedan de matar a sospechosos si la vida de los ciudadanos o de algún miembro de la Policía está en peligro. Y siempre y cuando, eso sí, la SFPD no tenga otra “opción de fuerza disponible” para evitar la amenaza, afirma el portal Mission Local.

La propuesta fue rechazada inicialmente por el revisor de la Junta de Supervisores, Aaron Peskin quien escribió que “los robots no se utilizarán como uso de la fuerza contra ninguna persona”. Posteriormente, la Policía de San Francisco rectificó el borrador de la solicitud tachando el texto de Peskin para detallar de que los robots solo actuarían en condiciones especiales. En concreto, cuando existiera “el riesgo de pérdida de vidas para los miembros del público o los oficiales es inminente y supera cualquier otra opción de fuerza disponible para SFPD.

Peskin aceptó la rectificación alegando que “podría haber escenarios en los que el despliegue de la fuerza letal fuera la única opción”. Más tarde, el Comité de Reglas de la Junta aprobó la solicitud de la SFPD y la presentó oficialmente para una votación que, según el citado medio, tendrá lugar el próximo 29 de noviembre.

La Policía de San Francisco tiene una docena de robots en su inventario

Robot Policía San Francisco
Via: Getty Images

Uno de los objetivos de la Policía de San Francisco con esta medida es limitar el uso de rifles de asalto y, por tanto, excluir cientos de armas de su inventario. La SFPD, incluso, no tendría ni que adquirir nuevos robots capaces de matar a sospechosos. El departamento, de hecho, con una docena de ellos que se utilizan actualmente para desactivar bombas y están equipados, además, con munición de fogueo. Si finalmente la Junta de Supervisores aprueba el proyecto para hacer que los robots también sean letales, solo necesitarían cambiar las balas de fogueo por munición real.

En cualquier caso, y si bien es cierto que es la primera vez que un departamento de la Policía presenta una solicitud de estas características, algunas compañías especializadas en seguridad militar ya están trabajando en robots con armamento para que el ejército de Estados Unidos los utilice en sus misiones. Uno de los ejemplos más recientes es el de SWORD Defense Systems, que presentó un módulo independiente compuesto de un rifle con un alcance de 1.200 metros que se acopla a la parte posterior de su perro robot cuádruple 

Participa en la conversación

1 comentario

Deja tu comentario