El absurdo extravagante de Los Guardianes de la Galaxia es uno de los puntos fuertes del Universo Cinematográfico de Marvel. Este grupo de personajes le permite a la narrativa distenderse rozando lo irresponsable, con la guía de James Gunn detrás de cámaras. Su mano se nota tanto el tono como en la perspectiva desde la que desea avanzar en su historia. Todo esto se refleja en Guardianes de la Galaxia: especial de las fiestas, disponible en Disney+, una pieza que oposita a convertirse en un clásico navideño dentro de los relatos de superhéroes. 

Guardianes de la Galaxia: especial de las fiestas agrupa buena parte de la mitología de esa saga de películas para darle sentido a un fin: hacer que Peter Quill, interpretado por Chris Pratt, tenga una Feliz Navidad. Para lograrlo, Drax (Dave Bautista) y Mantis (Pom Klementieff) se encarga de abordar una misión: ir a la Tierra para encontrar a Kevin Bacon y entregarlo a Peter Quill como regalo. ¿Qué puede salir mal si intentas secuestrar a una estrella de Hollywood? Mucho menos de lo esperado.

Kevin Bacon es el gran elefante en la sala dentro de Guardianes de la galaxia. La conexión de Peter Quill con su figura, a partir de las múltiples hazañas del actor a través de su filmografía, es uno de los puentes más claros dentro del Universo Cinematográfico de Marvel. Antes que fan service, su inclusión en este especial responde a la oportunidad de consolidar ese tipo de detalles. ¿El resultado? Una intervención útil, conmovedora –en algunos momentos– y divertida –en la mayoría de las intervenciones.

Guardianes de la Galaxia: especial de las fiestas: más allá de Peter Quill

Pero Guardianes de la Galaxia: especial de las fiestas es mucho más que Kevin Bacon. Puede entenderse como la figura integradora de la historia, claro. Sin embargo, es a través de la perspectiva desde la que se cuenta que resulta relevante. Drax y Mantis, desde el comienzo de esta saga, sostienen una relación amor-odio tirante. Este especial, que se acerca a la hora de duración, es una oportunidad para ver más de ellos mientras intentan dar con un regalo para Peter Quill.

Muchos de sus diálogos describen el crecimiento de una amistad, sin salir del tono tosco que puede tener Drax o la estridencia ocasional de Mantis. La mejor prueba de esto es cuando ella le dice que solo él sabe su secreto. En una, dos o tres oraciones, la historia nos describe cuánto ha crecido su particular –y en no pocas ocasiones hostil– vínculo. De eso se trata buena parte de Guardianes de la Galaxia: especial de las fiestas: describir cómo ese grupo de personajes, una suerte de Frankenstein, se ha ido componiendo hasta hacerse funcional.

Mantis y Drax descubren qué es la Navidad mientras intentan regalársela a su amigo. En su viaje a la Tierra, para encontrar a Kevin Bacon, terminan hallando una cultura y descubriendo una forma de vida que los conmueve. Hasta el punto de que la abrazan sin ningún tipo de matiz. ¿Acaso eso no es lo que ocurre con la mayoría de personas durante esos días? De alguna manera, el espectador puede verse reflejado en Mantis y Drax. A través de ellos se llega a otro de los fines de Guardianes de la Galaxia: especial de las fiestas: contar una historia navideña.

Guardianes de la Galaxia: especial de las fiestas

Mantis y Drax quieren darle un regalo de Navidad a Peter Quill, luego de conocer una historia oscura de su pasado. Para lograrlo, deberán ir a la tierra y descubrir todo un universo particular, el de las fiestas. Este especial, de 44 minutos de duración, resuena de manera natural con el Universo Cinematográfico de Marvel y con lo que las producciones navideñas suelen pedir. Un acierto dentro de la franquicia.

Puntuación: 4 de 5.

La navidad,
en el Universo Cinematográfico de Marvel

La estructura de los relatos navideños está marcada por una circunstancia en la que los involucrados llevan luz a alguien o una familia entera. Un momento en el que, dando a otros, los protagonistas reciben alguna suerte de premio. La narrativa impuesta por Estados Unidos a través de la industria cultural sugiere que en esas fechas nadie debería estar solo, que en la mesa no debe faltar comida y debajo del árbol debe haber algún regalo. 

Guardianes de la Galaxia especial de las fiestas critica en Disney

Guardianes de la Galaxia: especial de las fiestas cumple con todos esos puntos y algunos más, sin dejar de ser una historia del Universo Cinematográfico de Marvel o traicionar su mitología durante ese proceso. ¿Qué implica lo último? Integrarse a una franquicia que en todas sus producciones deja algo en relación con otra o abordar un aspecto no tratado en la saga de películas o las series. Mientras se ve a Groot en etapa adolescente y a Cosmo, el perro astronauta, toma la palabra en la serie, también se profundiza un poco más en la melancolía que Peter Quill tiene en relación con la Tierra y su idea de familia. 

La Navidad suele ser un momento en el que abundan las comedias románticas o las películas de acción, con Duro de matar como referente. Disney y Marvel intentan colarse dentro de ese abanico de opciones con Guardianes de la Galaxia: especial de las fiestas. La sensación es que su sencillez y humor calzarán con el gusto de los aficionados a esta franquicia y que aquellos que pasen eventualmente por el mega relato pueden encontrar algo agradable para todo público.

Date de alta en Disney Plus ahora y ahorra gracias a la suscripción anual, con la que podrás disfrutar de todo su catálogo de series y películas, acceso a los últimos estrenos, al catálogo de Star y a los mejores documentales de National Geographic.

Guardianes de la Galaxia: especial de las fiestas se encuentra disponible en la plataforma de Disney+ desde este 25 de noviembre de 2022.

Deja un comentario

Deja tu comentario