Gary Oldman, uno de los actores más importantes del cine contemporáneo, está pensándose su retira de la actuación. El intérprete, reconocido por una extensa saga de papeles e interpretaciones de casi cualquier estilo, desea parar ahora que aún puede dedicar tiempo a distintas cuestiones. Sin precisar cuáles, en sus declaraciones se puede intuir un interés por actividades personales.

La carrera de Gary Oldman es tan prolífera como variada. El actor inglés comenzó en el teatro, siendo parte de una decena de obras, desde 1981 hasta 1987, para luego dar el salto hacia el cine. No se quedó en la gran pantalla, en la que comenzó en 1986 hasta la actualidad, sino que también se adentró en la televisión y hace poco, con la serie Slow Horses, también en las plataformas de streaming

Aunque en la actualidad puede ser reconocido por su paso por las franquicias de Harry Potter y en Dark Knight, dos de las narrativas comerciales más importantes de los últimos años, su peso dentro de la industria del cine se produjo mucho antes de esos trabajos. Uno de los principales trabajos sobre los que comenzó a construir una carrera repleta de éxitos fue The Scarlet Letter, estrenada en 1995, luego de haber hecho al menos 17 producciones. 

Gary Oldman y el anuncio de su reiterada

El intérprete anunció su retirada durante en un encuentro con The Sunday Times. En este medio dijo: 

“He tenido una carrera envidiable, pero las carreras decaen y tengo otras cosas que me interesan además de la actuación. Cuando eres joven, piensas que vas a poder hacerlo todo, que vas a poder leer ese libro, luego pasan los años”.

El trabajo más reciente de Gary Oldman fue Slow Horses, una serie de Apple TV+ en la que forma parte de un equipo de espionaje. Esta serie, confirmada para una segunda, tercera y cuarta temporada, representó el debut del intérprete en producciones pensadas de forma exclusiva para el streaming. Él éxito de la producción se explica, en buena parte, por su actuación.

Gary Oldman, en Slow Horses

Profundizando sobre su decisión, Gary Oldman detalló: 

“Cumpliré 65 el próximo año; los 70 están a la vuelta de la esquina. No quiero estar activo cuando tenga 80. Sería muy feliz, honrado y privilegiado de salir como Jackson Lamb (su personaje en Slow Horses) y luego dejarlo”.

Gary Oldman es reconocido por sostener un perfil bajo cuando se trata de medios de comunicación, como si siempre quisiera que sus personajes hablaran antes que él, en realidad. Por eso tiene relevancia que se compare con Jackson Lamb, quien dentro del relato también se encuentra en una suerte de plan de retiro. Sin embargo, cuenta con el conocimiento y la capacidad para seguir abordando misiones. 

Hasta el momento, se espera que el intérprete esté en la segunda temporada de Slow Horse. Su participación en la tercera y cuarta temporada parece improbable. Además de su trabajo como intérprete, Gary Oldman también actuó en distintos videojuegos. A través de su carrera sumó decenas de nominaciones a casi cualquier premio posible. Su año más exitoso, en cuanto a reconocimientos, fue el 2017. Interpretó a Winston Churchill en Darkest Hour, papel que le valió un Oscar.

Deja un comentario

Deja tu comentario