Elon Musk parece haber puesto punto y final a la ola de despidos que ha afectado, hasta el momento, a más de 4.000 personas que trabajaban Twitter. En una reunión con los actuales empleados, y a la que a través de fuentes internas en la compañía ha tenido acceso The Verge, el directivo ha asegurado que ya no prescindirá más personal y que, incluso, está listo para realizar nuevas contrataciones.

La decisión de Elon Musk de finalizar con los despidos llega tan solo unas horas después de haber echado a la calle a dos de los principales cargos en la división de negocio y ventas; Robin Wheeler y Maggie Suniewick, quienes, precisamente, se negaron a despedir a más empleados de sus respectivos departamentos. El magnate también habría prescindido de personal en ambas áreas lo largo del pasado lunes, según informes. Ahora, está buscando a nuevos talentos.

Elon Musk, de hecho, ha confirmado a sus empleados de Twitter que comenzará a contratar a gente nueva, probablemente para llenar los puestos de trabajo de aquellas personas que dimitieron tras sus exigencias. O bien, de aquellas que Musk despidió por no rendir al nivel que él solicitaba. El ejecutivo estaría buscando personal para el departamento de ingeniería o ventas, indica The Verge, siendo la del área de ingeniería la “máxima prioridad”, y ha animado a sus trabajadores a hacer recomendaciones.

“En términos de contrataciones críticas, diría que las personas que son buenas escribiendo software son la máxima prioridad”.

Ha indicado Elon Musk en la reunión.

Elon Musk pedirá a los empleados de Twitter rendir cuentas cada semana

Elon Musk / Twitter

El citado medio también ha tenido acceso a un comunicado interno en el que Elon Musk exige a sus empleados reportar su trabajo semanalmente. De este modo, todos aquellos que trabajen en Twitter, deberán enviar a Musk un correo electrónico cada viernes con el siguiente asunto: “Actualización semanal, nombre, departamento y fecha”. En el cuerpo del mail, deberán incluir el proyecto en el que están trabajando, si este es relevante, sus objetivos, ejemplos de código y resúmenes de trabajo para aquellos proyectos menos técnicos.

Esta exigencia por parte del también CEO de Tesla y SpaceX, no obstante, no es nada comparado con el ultimátum que realizó el pasado 16 de noviembre, el cual causó que unos 1.000 personas abandonaran voluntariamente la compañía. Elon Musk también ha llegado a despedir de golpe a 4.000 empleados de Twitter desde que finalizó la compra de la red social. Incluso, ha echado a la calle a trabajadores que le criticaron a través de mensajes privados y a un ingeniero que le llevó la contraria públicamente, mediante un tweet. De los aproximadamente 7.500 empleados que tenía Twitter antes del mandado de Musk, ahora solo quedan 2.700. 

Deja un comentario

Deja tu comentario