La modelo y actriz Cara Delevingne ha declarado recientemente que ha donado uno de sus orgasmos a la ciencia. Esto se puede interpretar de millones de maneras, según cómo de calenturienta sea la mente de quien lo imagine. Sin embargo, es bastante técnico. Simplemente, va a donar una muestra de sangre antes y después de tener un orgasmo, para que los científicos puedan analizar los niveles de determinadas sustancias, especialmente endocannabinoides. 

Pero en realidad esa no es la única cuestión relacionada con el orgasmo de la que ha hablado Delevingne últimamente. De hecho, esta donación forma parte de la grabación de su documental Planet Sex With Cara Delevingne. En él se tratan cuestiones como la bioquímica del clímax o la brecha de género orgásmica.

Esta última hace relación a la proporción en la que los hombres y mujeres cishetero reconocen llegar al orgasmo durante las relaciones sexuales. La balanza está claramente más desequilibrada, con un mayor número de orgasmos para los hombres. El desequilibrio se reduce en parte si se habla de hombres y mujeres homosexuales; pero, aun así, sigue existiendo. Es algo en lo que la modelo quiere incidir, aunque también hay que hacer algunas aclaraciones al respecto.

El cóctel químico del orgasmo

Tras el orgasmo se libera un cóctel químico responsable de la sensación de placer consecuente, pero también de otros efectos, como la somnolencia.

Posiblemente, la más conocida de estas sustancias es la oxitocina. Se la conoce como hormona del amor, porque está relacionada con el apego, tanto amoroso como entre madres e hijos. De hecho, durante el parto se generan también grandes cantidades de ella, ya que ayuda a que se produzcan las contracciones. Pero, volviendo al orgasmo, tanto en hombres como en mujeres, se libera en grandes cantidades, interviniendo en la consecuente sensación de placer.

Durante el acto sexual también se liberan otras sustancias como la prolactina y la vasopresina, relacionadas con la somnolencia que atenaza a algunas personas después del sexo, o la dopamina. Este es un neurotransmisor que también se relaciona con el placer.

Por otro lado, algunos estudios apuntan a un papel también muy relevante de los endocannabinoides. Estos pueden ser responsables en parte de la reducción del estrés y la ansiedad que se produce durante el sexo. Y eso precisamente es lo que van a investigar los científicos a los que Cara Delevingne ha donado sus muestras de sangre. 

orgasmo

Los sinsentidos de la brecha orgásmica

A menudo, cuando se habla de brecha orgásmica, se hace referencia a la dificultad para llegar al orgasmo durante las relaciones sexuales. Se suelen citar encuestas como una de YouGov en la que se concluía que el 63% de los hombres llegan siempre al orgasmo durante el sexo, mientras que en el caso de las mujeres esta cifra es solo del 30%. En dicha encuesta se habla de relaciones sexuales. ¿Pero qué son dichas relaciones?

Vivimos en una sociedad coitocentrista en la que a menudo se considera que las relaciones sexuales se dan solo si existe coito y finalizan de forma exitosa únicamente con el orgasmo. Sin embargo, las relaciones sexuales pueden llevarse a cabo de muchas formas, no necesariamente mediante el coito. En cuanto al orgasmo, en este tipo de encuestas a menudo se habla de orgasmos clitorianos y vaginales y, precisamente por eso, se dice que las mujeres alcanzan el orgasmo en una menor proporción. Porque no se estimula bien el clítoris.

En este punto es importante tener en cuenta que no hay orgasmos vaginales o clitorianos. Orgasmo solo hay uno, que se puede lograr de muchas formas. Generalmente, cuanto más sensible sea la zona estimulada, más fácil será llegar hasta él. Dado que el clítoris tiene una gran concentración de fibras nerviosas, es más sencillo alcanzarlo por su estimulación. Pero eso no quiere decir que no se pueda de otras formas. Incluso hay quien lo alcanza sin que se le estimulen los genitales.

El orgasmo no es indispensable

Por lo tanto, si bien es interesante dar a conocer estos desequilibrios que llevan a la brecha orgásmica, es igualmente necesario mostrar la variedad que comprenden las relaciones sexuales. Y también recordar que una relación sexual puede ser muy satisfactoria aunque finalmente no se llegue al orgasmo. Mostrar esto puede eliminar muchas frustraciones, aumentando aún más el placer. De momento, al contrario de lo que hacen muchas encuestas, Cara Delevingne ha hecho referencia específica al coito al mencionar los porcentajes en la llegada al orgasmo. 

No es un mal comienzo para recordar que una fiesta puede ser maravillosa, de principio a fin, aunque no termine con fuegos artificiales. 

Deja un comentario

Participa en la conversación, deja tu comentario