El pasado 31 de octubre nacieron en Estados Unidos Lydia y Timothy, dos bebés mellizos cuya madre solo tiene tres años más que ellos. Y no, no es una broma de Halloween. Es la pura realidad, aunque la historia tiene ciertos matices. Básicamente, porque los bebés han permanecido 30 años congelados como embriones antes de transferirse al útero de la mujer que finalmente los ha parido.

Se han convertido así en los bebés nacidos de embriones más longevos, según señalan desde el Centro Nacional de Donación de Embriones. Hasta ahora, el récord lo tenía Molly Gibson, una bebé nacida el 28 de octubre de 2020 a partir de un embrión que estuvo 28 años congelado. La diferencia es poca, pero igualmente sorprendente.

De hecho, ambas son buenas noticias, pues demuestran que las técnicas actuales de congelación de embriones están tan bien implementadas que pueden conservarlos durante muchísimo más tiempo de lo que se pensó en un inicio.

Dos bebés de 30 años 

Los embriones que dieron lugar a estos dos bebés se generaron el 22 de abril de 1992, a partir del semen de un hombre de 50 años y los óvulos de una mujer de 34. Esta última era donante, mientras que los espermatozoides sí que procedían de la pareja que solicitó la fecundación in vitro. Se obtuvieron varios embriones, de los cuales algunos fueron transferidos con éxito a la madre.

Una vez que decidió no tener más hijos, se le dio la opción de donar los embriones sobrantes y eso fue lo que hizo. Por eso, se mantuvieron congelados hasta que Philip y Rachel Ridgeway acudieron a un centro de reproducción asistida de Knoxville para someterse a un tratamiento. Allí, se les dio la opción de transferirles dos embriones congelados, procedentes de donante. Y, entre las opciones disponibles, consideraron que aquellos podrían ser adecuados, a pesar del tiempo de congelación. Al fin y al cabo, el caso de Molly Gibson ha alentado a usar este tipo de embriones con más frecuencia. El resultado, claramente, ha sido un éxito, pues los dos bebés han nacido sin problemas.

¿Cuánto tiempo pueden congelarse los embriones?

El tiempo que pueden mantenerse congelados los embriones depende mucho de la legislación de cada país. En España, por ejemplo, la ley 14/2006, del 26 de mayo, establece: “… por un plazo equivalente a la vida fértil de la mujer con el objeto de que se le puedan transferir en intentos posteriores.” 

No obstante, este no sería ese caso exactamente, ya que estos embriones no estaban congelados para el uso de su madre, sino donados para otras parejas. Además, el procedimiento se ha llevado a cabo en Estados Unidos, donde no hay límites al respecto. Quizás, el límite podría establecerse más a nivel técnico que legal. No obstante, según declaraciones recogidas por Live Science de Barry Behr, profesor de Ginecología y Obstetricia en la Universidad de Stanford, con la tecnología actual los embriones pueden conservarse ya indefinidamente.

Lo esperable, con base en estas declaraciones, es que con los años veamos más casos como los de estos dos gemelos o como el de Molly. Bebés que, en realidad, se formaron casi a la par que sus propios padres. Sin duda, podemos decir que ya vivimos en el futuro.

Deja un comentario

Deja tu comentario