Si te encuentras en la necesidad de comprar un aparato auditivo, quizá te habrás llevado la sorpresa de sus precios habituales. Con un coste promedio de 10.000 dólares para los mejores modelos, hacer un desembolso de este nivel puede resultar bastante doloroso, pero necesario para llevar una vida más cómoda en el día a día. ¿Sabías que los AirPods de Apple cumplen una función similar, y casi tan bien como un aparato auditivo premium? Así es, y un estudio lo comprueba.

Un nuevo estudio publicado en la revista iScience encontró estos resultados. Según comentan, un par de AirPods Pro están casi a la par con los aparatos auditivos de prescripción médica. Sin embargo, no te emociones, tampoco son la panacea definitiva, aunque pueden resultar de gran ayuda si no cuentas con 10.000 dólares en el momento.

La investigación coescrita por Yen-Fu Cheng, especialista en otorrinonaringología, ha encontrado que los AirPods Pro cumplieron los estándares de 4 de 5 categorías. Modelos como los AirPods 2, por su parte, apenas consiguieron buenos resultados en dos de ellas, siendo estas las de sonido y claridad.

Así de buenos son los AirPods Pro a la hora de ayudar a personas con pérdida auditiva

Para la investigación, el equipo comparó los diversos modelos de AirPods con aparatos auditivos de prescripción fabricados por dos compañías distintas. Los resultados fueron bastante sorprendentes, y según describe el propio Dr. Cheng, "No van a reemplazar los aparatos auditivos, pero es una buena forma de que las personas puedan experimentar cómo sería el mundo si pudiesen conseguir ayuda, una mejora para su audición".

El estudio tomó en cuenta la experiencia de 21 adultos con pérdida auditiva de leve a moderada. Durante el proceso, se les proporcionaron AirPods y se utilizó la función de Escucha en Vivo. Además, usaron también un par de aparatos auditivos básicos, y un set prémium.

La conclusión fue la siguiente: aunque los usuarios reportaron la mejor experiencia auditiva con el par prémium, de 10.000 dólares, los AirPods Pro consiguieron un resultado casi tan bueno como estos. Mientras tanto, los AirPods 2 consiguieron el peor resultado de todos.

Recordemos que los AirPods Pro tiene un coste de 299 euros. Esto es apenas una fracción de los 10.000 dólares que cuesta un par de aparatos auditivos de alta calidad, un gasto que no muchos pacientes se pueden permitir, y menos en países en vías de desarrollo.

Apple saca provecho a la tecnología de sus audífonos, y la pone al servicio de todos

AirPods Pro 2

Aunque la publicación de iScience ha encontrado muy buenos resultados al respecto, parece que Apple ya sabía de lo que eran capaces sus icónicos AirPods. De hecho, ya han lanzado varias funciones en sus actualizaciones de iOS que permiten a las personas con pérdida auditiva sacarle mucho provecho a estos auriculares inalámbricos.

Algunas de estas funciones son Escucha en Vivo y Amplificación de Conversación. La primera de ellas amplifica los sonidos del ambiente, e incluso muestra notificaciones al usuario acerca de qué es lo que está emitiendo el sonido. Por ejemplo, el timbre de una puerta, o el claxon de un coche. La segunda, por su parte, utiliza los micrófonos de los AirPods para mejorar los sonidos de las voces de los participantes en una conversación.

Los problemas de los AirPods como aparatos auditivos

Los AirPods Pro no han conseguido la verificación de la FDA para proporcionar asistencia profesional de audio. No obstante, su resultado ha sido probado a estar al mismo nivel que algunos aparatos auditivos de menor tecnología, pero de coste claramente superior.

No obstante, está claro que no todos los AirPods pueden ofrecer la ayuda requerida. Modelos como los AirPods 2, por ejemplo, no consiguieron aliviar la pérdida auditiva de los pacientes de forma aceptable. Estos resultados fueron observados por el Dr. Cheng y su equipo.

Michele DiStefano, directora del Centro de Audiología Shelley, y Steven Einhorn en el Centro de Audición y Comunicación de Nueva York, añaden también un problema a los AirPods. Se trata de la batería, lo que limita seriamente su uso como aparatos auditivos a durante un tiempo prolongado.

Deja un comentario

Deja tu comentario